Nuestra primera exigencia es la derogación de la reforma laboral de 2012||Es necesario recuperar el valor de la negociación colectiva||Queremos que nos devuelvan las libertades y derechos fundamentales que nos han quitado

Oviedo, 29 de abril de 2015

Estimado compañero, estimada compañera,

Recibe un cordial saludo en nombre propio y de la Comisión Ejecutiva de la Unión General de Trabajadores de Asturias.

 Se cumplen 125 años de la celebración, por primera vez, del Día Internacional del Trabajo en España, en Barcelona, y no se celebró el día 1, que cayó en jueves, sino el día 4, que era domingo. Los trabajadores y trabajadoras apenas tenían derechos reconocidos en nuestro país y si querían manifestarse tenían que esperar al domingo, que era su único día libre.

 De aquella jornada histórica hasta nuestros días, las organizaciones de trabajadores han ido renovando año tras año el compromiso para la búsqueda de un futuro mejor. El que las cosas hayan ido avanzando positivamente en materia de derechos laborales y libertades es un mérito atribuible a los sindicatos de clase, muy destacadamente la Unión General de Trabajadores.

Manifestación en Gijón

 Orgullosos de esos avances, nuestra meta y nuestro papel en la sociedad es seguir mejorando a pesar de las crecientes dificultades, y por eso quiero animarte a participar en la manifestación del 1 de Mayo que hemos convocado en Gijón, con salida a las 12,00 de la plaza de toros. Una manifestación en la que diremos al Gobierno que así no salimos de la crisis, que hay que acabar con las políticas de recorte, que hay que mejorar la cantidad y la calidad del empleo y que las personas son lo primero.

Las políticas restrictivas que venimos sufriendo con este Gobierno del PP sólo han servido para acrecentar la desigualdad. Tenemos ahora una élite de ricos mucho más poderosos, una población más empobrecida y la mayoría de nuestros jóvenes sin expectativas de futuro. Con 5 millones de parados en España, 87.200 de ellos en Asturias, quien diga que estamos saliendo de la crisis, no calibra bien la realidad, falta a la verdad y vende una quimera difícil de digerir.

Otra política es posible

Seguros de que hay otra política posible, para cambiar los recortes por la inversión productiva y apostar por el estado de bienestar, que es el mejor mecanismo de redistribución y equilibrio para una sociedad democrática. Por eso, en este Primero de Mayo reivindicamos un cambio radical de la política económica y laboral del país para buscar una salida de la crisis más digna, justa y sostenible.

 Nuestra primera exigencia es la derogación de la reforma laboral de 2012. Ha sido, de forma contrastada, un absoluto fracaso en materia de creación de empleo. Aunque es posible que algunos la vean como un éxito en la medida en que ha sido un elemento clave para el trasvase de las rentas del trabajo a las rentas del capital y ha servido para incrementar la precariedad, la desigualdad y la pobreza hasta el punto de que ha emergido la figura del trabajador pobre, con salarios tan reducidos que no dan para vivir dentro de unos mínimos aceptables.

En este sentido es necesario recuperar el valor de la negociación colectiva, para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras, reforzar los convenios sectoriales de amplia cobertura, la cláusula de revisión salarial y garantizar la ultraactividad de los convenios.

Entre otras medidas, el desarrollo de políticas de empleo e inversión en las Administraciones Púbicas, la mejora del sistema de prestaciones por desempleo para ampliar la protección a quienes carecen de ella, la retirada de la reforma de las pensiones y el restablecimiento de su poder adquisitivo y la adopción de medidas urgentes para erradicar los desahucios y los abusos de las entidades financieras.

 Agenda de progreso 

Estos cambios constituyen la agenda de progreso que debería ser tenida en cuenta por las fuerzas políticas ante la inminencia de los próximos procesos electorales. Les llamamos a asumir estas propuestas para impulsar un giro necesario hacia un sistema más solidario que coloque a las personas en el centro de las cosas.

Recuperar derechos y libertades

Este Primero de Mayo llamamos a la movilización ciudadana para recuperar empleo y bienestar, pero también para reforzar la democracia y para que nos devuelvan libertades y derechos fundamentales que nos han quitado. La reforma del Código Penal, la Ley de Seguridad Ciudadana, el proyecto de regulación de interrupción del embarazo y la ofensiva para limitar el derecho de huelga son muestra de una peligrosa deriva autoritaria del Gobierno que hay que frenar y vamos a combatir con todos los medios legales a nuestro alcance.

En este contexto, estamos obligados a  denunciar ante la sociedad la injusta y escandalosa condena a penas de prisión de cinco años y tres meses y de tres años y seis meses a los cinco compañeros de Arcelor Mittal que formaban parte de un piquete informativo en la huelga general de 2012. No son delincuentes, sino sindicalistas, trabajadores que defienden derechos de trabajadores, víctimas de una sinrazón que afecta también a otros cientos de personas en nuestro país a quienes se les han abierto procesos penales por cuestiones parecidas, criminalizándoles por ejercer el derecho fundamental a la huelga. Con ellos y ellas tenemos que estar todos los trabajadores y trabajadoras en este Primero de Mayo, porque lo que les está pasando nos afecta a todos.

 Por último, tenemos que recordar que el Primero de Mayo es una fecha de trascendencia internacional, por tanto, para manifestar la urgente necesidad de alcanzar un nuevo orden mundial que sirva para erradicar la pobreza y promover mayores niveles de democracia, solidaridad y justicia social. También hemos de reivindicar muy especialmente este año, a tenor de lo que está sucediendo en el Mediterráneo, la puesta en marcha de una política de migraciones que ponga fin al drama de miles de personas que se ven obligadas a dejar sus países en pésimas condiciones y a arriesgar su vida huyendo de la miseria, de las guerras y del terrorismo.

 Por todo ello, contamos contigo en este Primero de Mayo y quedamos a tu disposición en todo aquello que consideres. Un fuerte abrazo,

Justo Rodríguez Braga, Secretario General de UGT Asturias

No hay comentarios

Dejar respuesta

veinte − siete =