El paro registrado en Asturias arroja una caída interanual del 5,9% (4.567 desempleados menos), en cambio en comparación con el mes anterior el comportamiento es negativo al presentar un aumento del 1% (740 parados más). Con ello la cifra de desempleo se sitúa en 73.357 parados. Este descenso interanual del paro sigue sin trasladarse a un crecimiento en la afiliación a la Seguridad Social que apenas alcanza el 1% (0,9%). Por ello este descenso del paro se debe en parte a la caída de la población activa.

Cabe resaltar cómo a pesar del descenso del paro el empleo que se crea es muy precario, donde del total de contratos registrados el 91% es temporal, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 10 temporales. Ante esta problemática es necesaria la urgente necesidad de reducir estas tasas, que además tienen una incidencia mayor en colectivos como mujeres o jóvenes. A ello se une la escalada en la contratación a tiempo parcial, que es en su mayoría involuntaria. No obstante, es positivo destacar cómo del aumento interanual de la contratación el 63% es indefinido, lo que podría ser debido a la puesta en marcha a nivel nacional del plan director por un trabajo digno que está haciendo que afloren contratos fraudulentos.

La protección frente al desempleo se sitúa en niveles muy bajos donde a día de hoy más de la mitad de los desempleados ya no cobra prestación (52%). Ante esta situación para la UGT es fundamental reformar el sistema de prestaciones para atender a los desempleados y reducir así los elevados niveles de pobreza que aún existen.

Las mujeres se ven más afectadas por el paro de manera que del total de desempleados el 57% son mujeres. A la vez que éstas se ven menos beneficiadas por la caída del paro (4,6%) frente a los hombres (7,4%).

El Gobierno de España debe materializar sus propuestas en políticas concretas dirigidas a crear empleo estable y con derechos para lograr la inserción laboral de los colectivos más desfavorecidos como jóvenes, parados mayores de 55 años, desempleados de larga duración y mujeres, para lo que es fundamental dotar de recursos a los servicios públicos de empleo, además de reforzar la protección social y restablecer nuestro estado del bienestar, en definitiva que los ciudadanos perciban que el Gobierno es capaz de poner en marcha medidas que ayuden a mejorar su calidad de vida. En el caso de Asturias, seguimos demandando a la patronal que deje de bloquear la negociación colectiva y aplique los incrementos salariales recogidos en el IV AENC, que ellos mismos firmaron.

No hay comentarios

Dejar respuesta

quince + 19 =