El año 2018 comienza con un descenso del paro en términos interanuales del 7,8% (6.690 parados menos), en línea con la media del país (7,5%), y deja la cifra de desempleo en 79.502 parados. La caída es generalizada en todos los sectores, destacando la construcción con el mayor retroceso, y va acompañada de un aumento en la afiliación en torno a 6.500 afiliaciones, un 1,9%  en términos relativos por debajo de la media del país (3,4%). En relación al mes anterior el paro aumenta un 3,9% (1,9% a nivel nacional).

A pesar de esta evolución a la UGT nos sigue preocupando la mala calidad del empleo que continúa siendo la nota dominante en nuestro mercado laboral, donde hay una excesiva temporalidad, de forma que del total de contratos registrados en el mes de enero el 91% son temporales, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 10 temporales.

A esta mala calidad del empleo se une una cada vez menor cobertura frente al desempleo donde más de la mitad de los desempleados (53%) ya no cobra prestación. Esta falta de protección a nivel nacional está siendo cubierta en Asturias con el salario social, lo que permite que los niveles de pobreza en nuestra región (18%), estén en torno a 10 puntos porcentuales por debajo de la media del país.

Las diferencias de género continúan ampliándose siendo los hombres los que presentan un mejor comportamiento frente al desempleo al arrojar una caída interanual (10,5%) que duplica a la de las mujeres (5,5%). Asimismo, las mujeres son también las que tienen mayores niveles de paro, absorbiendo el 56% del total, y las que sufren en mayor medida la precariedad laboral con mayores niveles de temporalidad y parcialidad, así como bajos salarios.

Además de las mujeres hay otros colectivos con fuertes problemas de inserción laboral, como los jóvenes y los mayores de 55 años, que ponen de manifiesto que hay un nivel elevado de paro estructural al que es necesario dar soluciones para mejorar su inserción. De manera que en nuestra región el 57% de los parados lleva más de un año buscando un empleo, y el 45% más de dos años.

En UGT destacamos la necesidad de poner en marcha políticas activas de empleo eficaces así como un mayor refuerzo de la protección social. En el ámbito del diálogo social seguimos reiterando la importancia de llegar a un acuerdo en materia salarial, demandamos incrementos salariales del 3% para 2018 basados en la previsión de aumento del IPC y de crecimientos en la productividad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno × 4 =