Esta mañana la Unión General de Trabajadores de Asturias desarrollaró un acto reivindicativo por la igualdad retributiva, justo cuando se cumple un mes desde que las mujeres en nuestro país empezaron este año a trabajar gratis (11 de noviembre), según datos de Eurostat. Son en total 51 días los que trabajaremos gratis las mujeres en España en 2020.
Por ello, 51 mujeres, una por cada uno de esos días trabajados gratis, se concentraron entre la Avenida de Galicia y la Plaza General Ordóñez, frente a la sede del sindicato, formando la figura del símbolo feminista. La concentración duró 14 minutos, justo el número que coincide con el porcentaje de brecha salarial en España (14%).
En el acto dió lectura a este manifiesto la periodista Paloma Lamadrid:

«Hoy, 11 de diciembre, se cumple un mes desde que las mujeres españolas empezamos a trabajar gratis, según Eurostat. Cuando acabemos este año 2020, habremos trabajado gratis un total de 51 días (lo que supone una brecha salarial del 14% para España). De continuar a este ritmo, la brecha retributiva entre mujeres y hombres no se cerraría para nuestro país hasta 2046, y para Europa hasta 2104, según un reciente Informe de Confederación Europea Sindicatos, CES.

Paloma Lamadrid y Javier Fernández Lanero.

Además, Asturias sigue siendo la CA con mayor brecha del país, al ganar las mujeres un 29,2% menos que los hombres (es decir, una media de 8.168€ menos al año), frente a la media española del 21,4% según los últimos datos ofrecidos por INE.

La discriminación salarial es injusta y es ilegal, especialmente en contextos de crisis sanitaria, económica y social como la que estamos viviendo, en la que las mujeres han estado al frente, en primera línea de batalla contra el virus Covid19. La feminización de los trabajos de cuidados, de los sanitarios, de la educación, del comercio, etc. que han sostenido la vida durante estos meses debe hacernos reflexionar acerca de la urgente necesidad de retribuir con igual salario el trabajo de igual valor.

Si no fue posible afrontar la crisis sanitaria sin las mujeres y su trabajo, (las mujeres suponen más del 75% de los profesionales sanitarios en España), tampoco será posible afrontar la crisis económica y la reconstrucción sin ellas. La diferencia con respecto a otras crisis anteriores es que las mujeres estamos dispuestas a trabajar y aportar para salir de ella, pero ya NO estamos dispuestas a hacerlo gratis.

El RD 6/2019, de 1 marzo, establecía ya la obligatoriedad para las empresas de llevar un registro salarial, con independencia del tamaño de las mismas. El Acuerdo suscrito el 31 de Julio pasado entre le Gobierno y los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, sobre el desarrollo del contenido de los planes de igualdad (PI) y la igualdad retributiva, no ha sido firmado aún por la patronal en este país.

Tendrán que explicar a las mujeres y a la sociedad en general por qué; por qué están en contra de la transparencia retributiva, por qué se niegan a que las mujeres perciban todas las cuantías que les correspondan, también los complementos y las productividades; por qué se niegan a que Hacienda y la Seguridad Social recauden más, y a que la riqueza y la producción económica para todas y todos sea mayor. Según el último informe 2020 UGT sobre brecha salarial, ésta supone aproximadamente el 4% del PiB, más de 43.000 millones que dejan de circular en nuestra economía.

A que tienen miedo?? Abandonen esos estúpidos prejuicios y estereotipos que nos impiden avanzar como sociedad, y que les impide a Ustedes, al empresariado, revelarse como un auténtico empresariado del siglo XXI, capaz de absorber y aprovechar todos los talentos y capacidades necesarias para afrontar el cambio social que se avecina.

La desigualdad salarial por razón de género no tiene justificación posible y es una lacra a extirpar. Como dice el último Informe Oxfam Intermon sobre las mujeres en el ibex 35, es la hora del compromiso. Señores empresarios, para este compromiso, están UDS ahí? Se les espera?».

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

diez − 6 =