La Unión General de Trabajadores de Asturias considera equilibrado y positivo el proyecto de presupuestos de Asturias para 2016, que destina un 69% a la inversión social y realiza un esfuerzo presupuestario en la sanidad y educación públicas, así como en protección social. Todo ello, en un momento en que los ciudadanos están atravesando por graves dificultades económicas y laborales, lo que hace más necesaria que nunca la aprobación de unos Presupuestos que, en línea con el proyecto presentado, se dirijan a la mayoría de ciudadanos y ciudadanas y apuesten por la inversión social.

No obstante, la inversión en educación y sanidad debe resolver uno de los mayores problemas que tiene la sanidad asturiana, como son las listas de espera y la alta interinidad existente en la educación. En cualquier caso, es una clara apuesta por estos servicios públicos esenciales que deberán ser gestionados con la mayor eficiencia y racionalidad, logrando una prestación de máxima calidad.

Asimismo, consideramos que el gasto en I+D+i va en línea de promocionar el desarrollo, la competitividad y el empleo de Asturias y, en lo que se refiere a las políticas activas de empleo y promoción económica, estimamos necesario un mejor aprovechamiento de los recursos destinados, especialmente en lo referido a la formación y la creación de empleo.

En cuanto a las novedades fiscales y los nuevos tributos, valoramos como acertada la modificación en el impuesto de sucesiones y donaciones que permite corregir el error de salto del impuesto y le dota de mayor progresividad.

Por lo que respecta a los impuestos medioambientales, no cabe duda de que necesario incentivar conductas responsables para reducir la contaminación, de ahí que nos parezca una iniciativa adecuada el impuesto sobre las bolsas de plástico para disminuir su utilización. En lo relativo a residuos sólidos, estando de acuerdo con el reciclaje y la reducción del impacto ambiental en la eliminación de residuos en los vertederos, no consideramos conveniente -por el momento concreto de crisis generalizada que vivimos- la aplicación del impuesto en el presente año, por el efecto negativo que pudiera tener en los sectores industriales.
 

No hay comentarios

Dejar respuesta

8 − uno =