UGT Asturias, con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, reclama más recursos para luchar contra esta lacra, denuncia los recortes presupuestarios en esta materia y exige un mayor compromiso para avanzar en la adaptación real de las medidas de fomento de empleo y formación a las mujeres víctimas de violencia de género, cuyas características y necesidades son específicas y especiales. Asimismo, solicita una protección social adecuada. El sindicato, que promueve una campaña a través de las redes sociales en la que expresa el rechazo a la violencia contra las mujeres #UGTdiceNO, anima a participar en los distintos actos convocados para mañana, 25 de noviembre.

UGT dice no a la violencia de género y hace un llamamiento a toda la sociedad sobre la insoportable extensión de la violencia; la que sufren las mujeres a manos de sus parejas o exparejas, el acoso sexual en el trabajo, la intimidación en la calle, el acoso en internet, la violencia de control en las jóvenes, y en especial las terribles consecuencias que estos ataques acarrean en la salud, la integridad, la dignidad y la vida laboral de las mujeres.

En nuestro país, convivimos con el resultado más atroz e inadmisible de la violencia de género: los asesinatos de las mujeres que, en este año, ya asciende a 48 víctimas, 3 de ellas en Asturias.

Al respecto hay que señalar que los recortes presupuestarios del Gobierno central en esta materia, hacen que en la actualidad las medidas existentes resulten insuficientes y carecen de la eficacia esperada y deseable para lograr los objetivos previstos para los que se creó la norma. Ante esta situación es evidente que es necesario aumentar los recursos humanos y económicos que los distintos profesionales y ámbitos implicados -sociales, jurídicos, sanitarios, policiales, reclaman sistemáticamente, al tiempo que consideramos el empleo como una de las mejores garantías contra la violencia que sufren las mujeres.

Es necesario avanzar en la adaptación real de las medidas de fomento de empleo y formación a las mujeres víctimas de violencia de género cuyas características y necesidades son específicas y especiales, y en la eliminación de las limitaciones de las medidas de protección social en relación tanto a la cobertura de dicha protección como a la duración de la misma.

Asimismo, resultaría necesario revisar las limitaciones en el ejercicio de determinados derechos derivados del condicionamiento de los mismos a los intereses de la empresa o a la falta de concreción legal, como el derecho a la reordenación del tiempo de trabajo y a la reducción de jornada de las trabajadoras víctimas de violencia de género.

Consideramos necesaria la mejora de la protección social de las víctimas de violencia de género con reducción de jornada en relación con el acceso a la protección de desempleo.

En Asturias, en el marco del Acuerdo de Concertación Social, hemos puesto en marcha medidas para facilitar el acceso al empleo de las mujeres víctimas de violencia de género, situando este colectivo como prioritario en todas aquellas acciones o planes que se desarrollan dentro de la comunidad autónoma.

Asímismo, queremos manifestar nuestro compromiso inequívoco para orientar la acción sindical a introducir garantías de protección laboral en la negociación colectiva e incluir en ésta protocolos de actuación contra todas las formas de violencia contra las mujeres.

Es necesario reforzar y aunar esfuerzos entre los partidos políticos, las organizaciones sindicales, sociales, de mujeres y, la sociedad en general, para poner en marcha políticas preventivas para que quienes sufran este tipo de violencia puedan llegar a vivir libres y consigan la plena inserción social y laboral.

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno × tres =