Preocupa la situación de los jóvenes, mayores de 45 años y los desempleados de larga duración. ||Es necesario que se alcancen acuerdos en el ámbito de la negociación colectiva de manera urgente.

En el mes de febrero se registra una nueva caída interanual de 5.497 personas, contabilizándose en este mes un total de 98.302 desempleados. Esta caída del desempleo va acompañada de un ligero aumento de la afiliación a la Seguridad Social que refleja aún cierta debilidad en el proceso de creación de empleo. A esto hay que unir la mala calidad del empleo creado, donde la nota dominante sigue siendo la temporalidad, la precariedad, el trabajo a tiempo parcial y la devaluación salarial, además de una menor protección económica a los desempleados.

Esta situación ha provocado que se hayan disparado los niveles de pobreza, exclusión social y desigualdad, en un país donde tener un empleo ya no es razón suficiente para escapar de la pobreza.

El paro registrado en el mes de febrero cae en términos interanuales en 5.497 desempleados. Esta caída se acompaña de un ligero incremento en la afiliación a la Seguridad Social del 1% más que hace un año.

Cabe destacar la buena marcha del sector industrial que arroja los mayores descensos tanto en términos interanuales como en relación al mes anterior y por encima de los registrados por la media nacional. En la construcción también se da una caída del paro, si bien probablemente esté asociada a un proceso de abandono de activos más que a un verdadero proceso de creación de empleo.

A pesar de la reducción del paro hay que subrayar la mala calidad del empleo, de forma que del total de contratos registrados en el mes de febrero el 91% fueron temporales, esto arroja una ratio de por cada contrato indefinido se registran 10 temporales. A la temporalidad, la precariedad y los bajos salarios se une una menor protección económica de los desempleados, donde el 46% carece de prestación. Todo ello está provocando un empobrecimiento generalizado de la población y un fuerte aumento de las desigualdades sociales.

Preocupa la situación de determinados colectivos como los jóvenes, mayores de 45 años y los desempleados de larga duración. Los datos evidencian que el paro se está haciendo crónico entre estos colectivos, por lo que es necesario continuar poniendo en marcha medidas dirigidas a mejorar su empleabilidad a la vez que se refuerce la protección social.

Desde la UGT no podemos hablar de recuperación económica hasta que no mejore la calidad del empleo y se dignifiquen los salarios, para ello la negociación colectiva es la clave. Por tanto, es necesario que se alcancen acuerdos en el ámbito de la negociación colectiva de manera urgente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

10 − cuatro =