Gonzalo Pino, Mar Celemín, que presentó la jornada, y Adelia Garcia, ante numerosos asistentes.

Jornada muy concurrida hoy para analizar la obligatoriedad de registro horario en las empresas, con Gonzalo Pino, secretario confederal de Política Sindical de UGT, y Adelia García, jefa de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Asturias.

En un encuentro previo con los medios de comunicación, Pino fue contundente: la ley hay que cumplirla. Así, a pesar de que, como admitió, se está dejando un espacio por la existencia de “un plazo no escrito, en el sentido de que si hay procesos de negociación  en las empresas abiertos que van a llevar al acuerdo respecto al registro horario”, considera que “a estas alturas, lo que tendríamos que ver es que la actuación de la Inspección de Trabajo tendría que ser la de verificar si ese registro se está implantando”.

Ante la duda sobre si la Inspección debe actuar por iniciativa propia o a instancias de denuncia, el secretario confederal de Política Sindical fue claro: “la denuncia previa es importante, pero estamos hablando de una ley y la Inspección tendría que actuar de oficio”.

Por su parte, la jefa de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Asturias, rehusó hacer declaraciones a los medios de comunicación, aunque sí les reiteró que “de momento” la Administración no tiene en su programa de trabajo la inspección de oficio en esta materia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciocho + 10 =