El año 2019 se cierra en Asturias con un descenso del paro interanual del 3,9% (2.847 parados menos), situándose el nivel de paro en 69.957 desempleados. Este descenso supera al alcanzado en el conjunto del país (1,2%), y suma seis años de caída ininterrumpida, si bien el ritmo de descenso se va reduciendo.

En comparación con el mes anterior el desempleo cae un 1,3% (1,1% en España). Estas caídas del paro se producen fundamentalmente por el periodo navideño que empuja al alza las contrataciones temporales, hecho que se aprecia en que el sector servicios destaca con la mayor caída en términos absolutos (1.825 parados menos que hace un año).

A nivel sectorial, la construcción arroja la mayor caída relativa (5,5%); seguida del sector primario (4,2%); los servicios (3,5%) y, por último, la industria (0,6%). Por sexos, los hombres presentan un descenso del 4% frente al 3,8% de las mujeres, siendo estas últimas las que soportan mayores niveles de desempleo, absorbiendo el 56% del total.

En términos de Seguridad Social, las afiliaciones crecen cerca de un 1% (3.517 afiliados más), por debajo de la media nacional (2%).

La contratación pone de manifiesto la fuerte precariedad del empleo, donde del total de contratos registrados en diciembre más del 93% son temporales, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 14 temporales. Una vez más destaca negativamente la mala evolución de la contratación indefinida que cae un 9% en comparación con el año anterior, mientras que los contratos temporales suben un 6,5%.

A la vista de los datos, desde la UGT seguimos poniendo el foco en la elevada precariedad del empleo y los bajos salarios. Por ello exigimos que se derogue la reforma laboral y continúe luchando contra el fraude en la contratación, así como que se cumpla lo firmado en el acuerdo interconfederal de negociación colectiva y ningún convenio recoja salarios por debajo de 1.000 euros en el año 2020, a la vez que el SMI alcance los 1.200 euros a final de la legislatura para que sea el 60% del salario medio como recoge la Carta Social Europea.

A nivel regional es necesario seguir impulsando la concertación regional para crear empleo estable y de calidad. Deben ponerse en marcha medidas que potencien el sector industrial por ser el motor económico de la región, generador de empleo de calidad y por el efecto arrastre que ejerce sobre el resto de actividades económicas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

16 − 7 =