El mes de octubre arroja un nuevo descenso interanual del paro en Asturias: 3,5% (2.555 parados menos), caída superior a la media nacional (2,4%), y situándose el nivel de paro en 70.062 parados. Hay que señalar que parte de esta caída se debe al efecto desplome de la población activa, por el éxodo de población joven fundamentalmente.

En relación al mes anterior, nuestra región muestra un comportamiento en línea con la media del país, con unas subidas del 3,7% y 3,2%, respectivamente. Los datos de afiliación a la Seguridad Social presentan un comportamiento positivo con una subida interanual del 1,4% (5.224 afiliaciones más), por debajo de la media del país donde aumenta un 2,3%

Por sectores de actividad, en comparación con el año anterior la caída del paro es generalizada entre todos ellos, destacando la construcción con el mayor descenso, seguida del sector primario. Este hecho explica, entre otros, cómo los hombres se están viendo más favorecidos por el retroceso del desempleo presentando una caída (4,8%) muy superior a la de las mujeres (2,5%), siendo estas últimas también las que concentran mayor nivel de paro (57% del total).

Un mes más hay que destacar negativamente la mala calidad del empleo, donde del total de contratos registrados en el mes de octubre el 92% es temporal, lo que supone un contrato indefinido por cada 11 temporales. A esto se une la cada vez mayor rotación laboral (una persona firma de media en torno a 3 contratos en un año), la menor duración de los contratos (la mitad de los registrados tiene duración inferior al mes). Asimismo, continúa incrementándose la contratación a tiempo parcial, en su mayoría involuntaria, que ya absorbe en torno al 43% del total de contratos.

Los datos del mercado laboral indican la urgente necesidad de derogar la reforma laboral para mejorar la calidad del empleo. A la vez que se continúe persiguiendo el fraude en la contratación y se aumente la protección social a las personas desempleadas, donde más de la mitad de los parados asturianos (51%) ya no tiene protección frente al desempleo.

En Asturias es necesario impulsar la política industrial por la influencia que esta actividad tiene sobre la economía y el empleo. Cabe destacar que todas las medidas puestas en marcha tienen que ir enmarcadas en el consenso y el diálogo social, de ahí la necesidad de seguir impulsando la concertación regional.

A nivel nacional, y ante la proximidad de las elecciones generales, es urgente formar un gobierno progresista que impulse el empleo y atienda las preocupaciones de los españoles, reflejadas en las encuestas, que pasan por acabar con el desempleo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

tres × 5 =