El 31% de los accidentes graves y mortales se produce entre trabajadores con menos de 1 año de antigüedad en la empresa

Un año más Asturias vuelve a convertirse en una de las Comunidades Autónomas donde más accidentes de trabajo se producen por número de trabajadores con el agravante de que, a pesar de la constante destrucción de empleo, esta cifra aumenta respecto al año anterior algo que no ocurría desde 2007.

Este incremento se produce en todos los sectores productivos excepto en el de la construcción donde tan solo disminuye un 2,3% a pesar de la dramática caída del empleo. El sector servicios continúa siendo el sector donde ocurren un mayor número de accidentes en jornada de trabajo con 5.263, sin embargo, si relacionamos la cifra de accidentes con el número de trabajadores, el sector más castigado por la siniestralidad es, con diferencia,  el de la industria extractiva donde además aumentan los accidentes un 14%.

Respecto a los accidentes graves y mortales, nuestra región continúa arrojando datos preocupantes a pesar de la disminución del número de fallecidos respecto a 2013, año especialmente duro en cuanto a muertos en el trabajo. Durante 2014 en Asturias han fallecido 15 personas a causa de un accidente laboral y se han producido 81 accidentes graves.

Hay que decir que de esas 81 personas varias terminaron falleciendo días después aunque estadísticamente no computen como accidentes mortales. Especialmente alarmante es el caso del sector primario en el que, a pesar de haber una cantidad mucho menor de trabajadores que en otros sectores, es donde más accidentes mortales se produjeron y donde la cifra aumenta un 150% respecto a 2013, con 5 fallecidos solo en ese sector. Por otro lado, cabe destacar el incremento del 35% de accidentes graves en la industria. En el caso de los accidentes “in itínere” los accidentes graves aumentan nada menos que un 60%.

A la vista de estos datos en UGT exigimos, al igual que lo hemos venido haciendo todo este tiempo, que se cumpla y se ponga en práctica de una manera efectiva la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y que las empresas se tomen de una vez en serio la Prevención y la seguridad de los trabajadores. Una sociedad que se considere avanzada no puede permitirse estas cifras de siniestralidad muy por encima de la media de otros países europeos. 

El hecho de que el 31% de los accidentes graves y mortales durante la jornada de trabajo fueran sufridos por trabajadores con menos de 1 año de antigüedad en la empresa, revela la importancia de una formación correcta y específica en prevención de riesgos laborales a la hora de desempeñar un trabajo, algo por lo que venimos luchando desde la Unión General de Trabajadores durante todos estos años y que es para nosotros uno de los objetivos fundamentales para este 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta

ocho − 7 =