Antonio González, director general de Trabajo del Principado de Asturias, Nerea Monroy, vicesecretaria general de UGT Asturias, José Víctor Rodríguez, alcalde de Cangas del Narcea, y Remedios Menéndez, directora del curso.

La vicesecretaria general de UGT Asturias, Nerea Monroy, participó esta tarde en la apertura del curso titulado Cuestiones actuales del Derecho del Trabajo en el nuevo marco de relaciones laborales 2.0, que se celebra estos días en Cangas del Narcea, dirigido por Remedios Menéndez. El ciclo forma parte de los cursos de verano 2019 de la Universidad de Alcalá de Henares.

Monroy, que tiene prevista una nueva intervención mañana como ponente en una de las mesas redondas, destacó que en nuestro país se están viviendo muchas dificultades «fruto de las reformas laborales del año 2010 y 2012 que supusieron un retroceso en los derechos de los trabajadores y trabajadoras» e hizo hincapié en que «para avanzar hacia un futuro digno del trabajo es necesario derogar estas reformas así como la reforma del sistema de pensiones del año 2013″. También abogó la vicesecretaria general por adaptar la resolución de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a la realidad de nuestro país. 

«Esta resolución vuelve a constatar que la participación de los salarios en la renta ha ido perdiendo peso y que el capital ha ido ganando relevancia, incrementando así las desigualdades en la distribución de la renta», señaló. Esta es la base sobre la que el sindicato argumenta sus demandas de:

  • Un nuevo marco laboral que incentive el empleo de calidad persiguiendo el fraude en la contratación y priorizando el carácter estable del empleo, revirtiendo las reformas laborales.
  • Reequilibrar la negociación colectiva, devolviendo la prioridad a los convenios sectoriales frente a los convenios de empresa y recuperando la ultraactividad, las clausulas de revisión en los convenios que son la única fórmula de  garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores
  • Una reforma del sistema impositivo para obtener más ingresos y aumentar la justicia de las aportaciones, haciendo que paguen más los que más tienen:
    • Las rentas del capital
    • Los grandes patrimonios
    • Las grandes empresas
  • Potenciar el sistema de protección social en sentido amplio( pensiones, prestaciones por desempleo y prestaciones sociales) para poder ofrecer garantías de renta suficientes a quienes se encuentran fuera del mercado laboral de manera involuntaria o porque llegan al final de su vida laboral
  • Incentivar el cambio de modelo productivo para aumentar el peso de la industria, que ocupa mejores empleos y con mejores salarios y en especial aquellas actividades que permitan generar mayor valor añadido.

Para llevar a cabo todas estas cuestiones, tal y como advirtió Monroy, se necesitan políticas y gobiernos que las desarrollen, por lo que incidió en la necesidad de «un Gobierno de progreso que ponga en el centro de sus actuaciones la reducción de las desigualdades y la mejora de las oportunidades, como la única vía para poder alcanzar de manera sostenida un mayor grado de bienestar económico y social».

No hay comentarios

Dejar respuesta

12 + 19 =