El cierre supondría el despido de doscientos veintiún trabajadores

Miles de personas han secundado la manifestación que los trabajadores de Tenneco convocaron este jueves en Gijón. Bajo el lema de "Tenneco no se cierra" trabajadores de la planta, representantes políticos, sindicales y ciudadanos salieron de la Plaza el Humedal a las siete de la tarde y  finalizaron una hora más tarde en la Plaza Mayor.

El secretario del comité de empresa, Isaac Pérez, aseguró en su intervención al finalizar la manifestación, que la dirección de la empresa  les está negando "sus derechos fundamentales", como son tener interlocutores válidos o contar con el asesoramiento de expertos que puedan explicarles el contenido del expediente de regulación de empleo que les han puesto sobre la mesa, y proponer alternativas, tala y como ordena la legislación europea.

Pérez ha reivindicado que la asamblea ha decidido "no mendigar" y que "no venden sus puestos de trabajo", sólo quieren que la fábrica no se cierre. Los trabajadores continúan pendientes de los movimientos que se lleven a cabo desde la Unión Europea, y han agradecido a todos los políticos locales, regionales, estatales y europeos, su apoyo e implicación en la causa.

La dirección de la empresa ya ha iniciado el procedimiento de cierre, que supondrá el despido de 221 trabajadores de la plantilla y la jubilación de aquellos mayores de 55 años. El grupo justifica su decisión en la necesidad de concentrar la fabricación de amortiguadores, en plantas más rentables.

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno + trece =