El Gobierno continúa caminando por la senda equivocada y sigue agarrándose a la recuperación en ciernes que arrojan algunos indicadores económicos pero que no alcanzan a la ciudadanía

Más de un millar de personas respondieron a la convocatoria para participar en una concentración en la Plaza del Ayuntamiento en Avilés bajo el lema "Dignidad y Derechos" y denunciar el aumento de la pobreza, la bajada de los salarios y los recortes en el estado de bienestar.

La movilización se desarrolló bajo la lluvia, encabezada por los secretarios generales, Justo Rodríguez Braga y Antonio Pino. Leyó el manifiesto Manuel García Fonseca, que remarcó cómo "el Gobierno continúa caminando por la senda equivocada y sigue agarrándose a la recuperación en ciernes que arrojan algunos indicadores económicos pero que no alcanzan a la ciudadanía” para proseguir señalando que "la crisis ha golpeado salvajemente a millones de personas; ha empobrecido a los pensionistas, a los empleados públicos, a los jóvenes, a todos los trabajadores y trabajadoras en general; y no se percibe un cambio de rumbo en la situación". García Fonseca también incidió en la reclamación de más inversión y servicios públicos, empleo de calidad, recuperar los salarios y proteger a los desempleados.

Pese a que en España hay más de 5 millones de parados, 95.800 de ellos en Asturias, UGT y CCOO han recordado que las prestaciones por desempleo siguen bajando mientras aumenta la desigualdad y la pobreza.

Para UGT y CCOO, es preciso que el Estado destine en los próximos presupuestos más inversión y recursos públicos para reactivar la economía, reducir el desempleo, contribuir al cambio del modelo productivo, impulsar la investigación y el empleo de calidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

siete + 15 =