Felicitación de Navidad del Secretario General Javier Fernández Lanero

0
14551

Finaliza el 2022, que como en los últimos años, ha sido duro y difícil para muchas personas, pero vamos a ponerle ganas e ilusión para afrontar el 2023 con fuerzas y propuestas deseándote unas felices fiestas y un 2023 lleno, sobre todo, de salud.

Estimada compañera, estimado compañero:
Finaliza el 2022, que como en los últimos años, ha sido duro y difícil para muchas personas, pero vamos a ponerle ganas e ilusión para afrontar el 2023 con fuerzas y propuestas deseándote unas felices fiestas y un 2023 lleno, sobre todo, de salud.

Este año que termina, vino marcado por la guerra de Rusia a Ucrania, dejándonos miles de vidas humanas perdidas, y una crisis alimentaria y energética sin precedentes, con una exagerada subida de precios de todos los bienes y servicios, especialmente los de primera necesidad, mientras, por el contrario, los salarios recogidos en los convenios se han situado muy por debajo de la inflación, provocando una fuerte pérdida de poder adquisitivo de la ciudadanía, por eso, en este próximo año, urge subir los salarios, sobre todo los más bajos como el SMI y situarlos en los mil cien euros, buscando el acuerdo como el que conseguimos para las rentas del sector público.

Creemos que es posible un segundo acuerdo en materia de pensiones, destopando las bases máximas de cotización para garantizar la suficiencia económica del sistema público de pensiones, y volviendo a recuperar el contrato relevo que teníamos años atrás y que permita a la gente joven incorporarse para garantizar el relevo generacional.

La futura Ley de Familia va a ser positiva para mejorar la conciliación, donde se debe garantizar que el nuevo permiso parental sea remunerado como recoge la Directiva Europea, como también lo tiene que ser la futura Ley de Industria que nos permita alcanzar el objetivo de que la contribución de la industria al PIB se eleve hasta el 20%, con medidas que protejan nuestra industria altamente intensiva en consumo eléctrico y que esté enmarcada en un pacto de estado energético, en ese binomio cada vez más indisoluble entre Industria y Energía, además la Unión Europea está poniendo en marcha políticas que van en la buena dirección, como es el nuevo arancel medioambiental que se debería de aplicar de manera inmediata. La nueva Ley Educativa es un acierto, pero no podemos implantar una ley del siglo XXI con recursos del siglo XX. Se cambia la forma de enseñar y de aprender, más dirigida a proyectos, pero hay que dotarla de recursos para que sea efectiva y apoyada por la ciudadanía.

Seguimos lamentando la cantidad de gente que sigue muriendo por ir a trabajar, por eso un pacto de estado por la salud laboral, que conlleve una mejora de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y una actualización del cuadro de enfermedades profesionales, que está obsoleto, se hace más necesario que nunca para adaptar estas normativas a la nueva realidad, ante las nuevas formas de producción más tecnológicas y digitales, y donde reforzar con más recursos humanos y económicos la Inspección de Trabajo, velaría por el complimiento de la normativa.

Seguimos poniendo en valor la Reforma Laboral que está generando mucho empleo indefinido y que tiene que servir de base para un nuevo Estatuto de los Trabajadores, adaptado a las nuevas formas de relaciones laborales, debido a las nuevas formas de producir y de dar servicios, donde los planes de igualdad deben ser también obligatorios para empresas de menos de cincuenta trabajadores, pues son la mayor parte del tejido productivo de nuestro país, y así intentar acabar con la brecha salarial que sufren las mujeres y que está detrás de la terrible cantidad de mujeres asesinadas, víctimas de la violencia machista.

En Asturias, deben ser aprobados los Presupuestos Regionales con el mayor consenso posible ante la difícil situación que pasan las personas, y ante un próximo año electoral, que de no aprobarse podría bloquear la Administración hasta después del verano y perjudicar gravemente nuestro crecimiento económico. También nos urge tener una Estrategia Sanitaria porque tenemos un personal sanitario envejecido, donde se jubilan más personas sanitarias que se incorporan, y nadie quiere especializarse en médicos de familia, agravando las urgencias y aumentando las listas de espera.

LA GENTE JOVEN quiere trabajar, emanciparse, tener un proyecto de vida… Algo que es inalcanzable con salarios de  600 euros mensuales.

Debemos acordar una nueva Alianza por las Infraestructuras, que dé respuesta a un fin estratégico para nosotros como es el corredor atlántico, donde todas las obras tienen que estar dirigidas a ese corredor que va a mejorar la  competitividad de la zona del norte de España, aprovechando al máximo los recursos que vienen del Estado y por tanto ejecutando los mismos. En el ámbito de la Concertación Regional, cabe destacar, positivamente, la buena marcha de la mesa de Impulso Político, en la que hemos alcanzado acuerdos para poner en marcha el Consejo Económico y Social y para que el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC) sea el servicio de intermediación laboral también de los conflictos individuales, y donde las cláusulas sociolaborales sean una realidad, para acabar con la precariedad en la subcontratación de la Administración con empresas privadas donde solo se tiene en cuenta el precio del servicio, que suele ser a la baja, imposibilitando que luego estas empresas puedan cumplir con los  convenios laborales.

Ante la proximidad de las Elecciones Generales, debemos ser conscientes de todos los derechos que hemos  conseguido en estos cuatro años, donde hemos sido capaces de negociar acuerdos muy importantes que afectan a la vida de las personas, por eso es fundamental que se elijan a gobiernos que continúen en la senda de mejorar la vida de las personas.

Termino exigiendo respeto institucional y despolitizar instituciones tan importantes para nuestra democracia, como es el Tribunal Constitucional, donde el uso y el abuso en su nombre, nos desprestigia ante el mundo, como una sociedad democrática garante de derechos y libertades.

Nuestra historia de 134 años nos marca las líneas a seguir, teniendo claro que los dueños del capital no quieren repartir la riqueza; y no podemos permanecer pasivos, pues muchos sufrieron para poder tener lo que ahora todos y todas debemos defender; hay que afiliarse, movilizarse y luchar; solo tiene sentido un mundo en el que ninguna persona quede atrás y todos y todas podamos vivir dignamente.

Felices fiestas y un fuerte abrazo.

Javier Fernández Lanero

Secretario General de UGT Asturias

No hay comentarios

Dejar respuesta