CONCENTRACIÓN CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS

0
47

27 de septiembre de 12:00 horas en Oviedo (Calle Sta. Teresa nº15) Frente la sede de CCOO.

Hemos señalado los últimos martes de cada mes en la agenda para concentrarnos contra las violencias machistas desde hace ya varios años.

Desgraciadamente, en la última semana tenemos que lamentar cuatro nuevos asesinatos machistas en nuestro país.

Los logros de la igualdad entre mujeres y hombres avanzan con la sociedad, y la nuestra exige una respuesta eficaz, que debe venir de la representación política progresista, aquella que protagoniza leyes que suponen avances en los derechos de las mujeres.

Así, la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, ley del “solo síessí”, seguramente mejorable, incluye en su artículo 12 la prevención y sensibilización en el ámbito laboral, al establecer que las medidas en el seno de las empresas deben evitar el acoso sexual y por razón de sexo, la comisión de delitos y otras conductas contra la libertad sexual en el trabajo, incluidos los cometidos en el ámbito digital. Establece que los espacios en los centros de trabajo deberán tener en cuenta la perspectiva de género para que resulten espacios seguros y accesibles.  Y todas las medidas deberán negociarse con la representación legal de las personas trabajadoras.

Somos el primer país del mundo en contabilizar todos los feminicidios, en respuesta a la histórica reivindicación del movimiento feminista, del que también formamos parte.

Las cifras presentadas sobre feminicidios fuera de la pareja o expareja revela que casi el 100% de los agresores eran conocidos de las víctimas, siendo casi el 60% familiares. Muestran que la violencia sobre las mujeres es continua a lo largo de nuestra vida. La sufrimos como hijas, parejas, madres, abuelas, en la sociedad patriarcal que alcanza también a la familia y en la que se reproducen relaciones de poder.

Las cifras no pueden ocultar las historias de las mujeres asesinadas, pero sí pueden trasladar la magnitud alarmante y escandalosa del resultado de las violencias machistas.

Aunque reconocemos los avances de los que todos y todas somos impulsoras, también reconocemos el camino que nos queda por andar. UGT como sindicato de clase, estamos en ese camino.

Basta ya de violencias machistas

La violencia de género la paramos unidas

Compartir
Artículo anteriorNO MÁS MUERTES EN EL TRABAJO.

No hay comentarios

Dejar respuesta

2 × cinco =