NO MÁS MUERTES EN EL TRABAJO.

0
164

Porque un trabajo seguro es salud, es vida y es nuestro derecho. Porque al trabajo vamos a ganarnos la vida, no a perderla.

El pasado miércoles perdía la vida un trabajador del Ayuntamiento de Grado, embestido por un kamikaze, cuando se dirigía a su puesto de trabajo a primera hora de la mañana. Nuevamente la tragedia de perder la vida, esta vez en un terrible accidente de tráfico, un accidente in itinere.

Como sabéis, el objetivo principal de estas concentraciones es denunciar, pero también dar visibilidad a esta otra lacra que ocupa un puesto importante en las cifras de mortalidad de nuestra sociedad: los accidentes laborales, tanto en jornada como en este caso, in itinere, ya sean graves, menos graves o mortales, en este último caso, representan alrededor del 30% de los accidentes de tráfico.

En primer lugar, queremos trasladar nuestro más sentido pésame a la mujer e hijos y al resto de familiares, así como a los compañeros y compañeras de trabajo de Juanjo, una persona muy apreciada y querida. Desde aquí nos ofrecemos para ayudarles y acompañarles en todo lo que necesiten y crean conveniente.

También queremos constatar el dolor de toda la familia trabajadora ante tan cruel y absurda tragedia.

Denunciamos que las sucesivas crisis por las que ha atravesado y atraviesa nuestro país han contribuido a una extensión creciente de la accidentalidad laboral. Como muestra las 475 personas trabajadoras que han fallecido en los siete primeros meses del año. Una cifra a la que habrá que sumar los datos oficiales pendientes de agosto y septiembre, que desgraciadamente van a consolidar la tendencia del incremento en la siniestralidad laboral de España.

En Asturias llevamos en lo que va de año al menos 12 trabajadores fallecidos. Hace unos días nos concentrábamos aquí mismo por la víctima registrada en un polígono en Gozón. Hace unas semanas, fallecía otro trabajador en una mina en Cerredo. Son cifras inasumibles.

Habíamos conseguido años atrás, con mucho esfuerzo, disminuir la siniestralidad, reducir las muertes en el trabajo, tanto en jornada como in itinere, pero ese proceso se ha truncado.

Denunciamos que el déficit en materia preventiva se está cronificando, que la prevención sigue fallando, que la desregulación de los horarios de trabajo, los excesos de jornada, la no potenciación del transporte colectivo… están detrás del incremento de accidentes en la ida y vuelta al trabajo. Por eso debemos potenciar los planes de movilidad en los centros de trabajo, además de mejorar la prevención y protección de nuestros trabajadores y trabajadoras.

Ante esta triste realidad, exigimos, en primer lugar, compromiso político, que de una vez por todas se reaccione con celeridad y eficazmente para acabar con esta lacra, reorientando las políticas públicas activas en lo referente a la prevención de riesgos y a la salud laboral.

Urge además abrir una Mesa de Diálogo Social en la que se modifiquen las normas que se cambiaron al calor de las anteriores crisis y que han desequilibrado y deteriorado la prevención de riesgos laborales en su afán por eliminar impedimentos, gestiones administrativas a las empresas e impulsar un mercado de la prevención, a través de la externalización de esta, a los Servicios de Prevención Ajenos, que en lo que respecta a la vigilancia de la salud ya parece un oligopolio. En definitiva, dar un nuevo marco a las relaciones laborales que garantice los derechos y la salud en el trabajo.

Nuestro primer objetivo es que las muertes en el trabajo no lleguen a producirse, una vez suceden, debemos denunciarlas, darlas visivilidad, para que toda la sociedad en su conjunto tomemos conciencia de esta realidad, y que genere intransigencia y rechazo, no cotidianidad. No podemos resignarnos al hecho de que ir al trabajo suponga perder la salud y mucho menos nuestras vidas. Aparte de poner encima de la mesa la responsabilidad de empresas y administraciones, queremos también que los medios de comunicación sean nuestros aliados y amplifiquen nuestra voz.

PORQUE UN TRABAJO SEGURO ES SALUD, ES VIDA Y ES NUESTRO DERECHO.

PORQUE AL TRABAJO VAMOS A GANARNOS LA VIDA, NO A PERDERLA.

POR LO ABSURDO DE TODAS ESTAS TRAGEDIAS QUE EN SU MAYORÍA SON PREVISIBLES Y PREVENIBLES.NO MÁS MUERTES EN EL TRABAJO.

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno + 5 =