El apartado del Código Penal por el que se ha condenado a los cinco sindicalistas a penas de prisión de entre tres y cinco años es preconstitucional y debería haberse abolido hace tiempo.

   El secretario generalEl secretario general de UGT, Cándido Méndez, participó (lunes 20 de abril) en una concentración en Oviedo para reclamar la inocencia y absolución de los cinco sindicalistas condenados injustamente a prisión por participar en un pirquete informativo durante la Huelga General de 2012 en Arcelor Mittal. A su juicio, son "inocentes" ya que únicamente "estaban ejerciendo su derecho constitucional".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, participó (lunes 20 de abril) en una concentración en Oviedo para reclamar la inocencia y absolución de los cinco sindicalistas condenados injustamente a prisión por participar en un pirquete informativo durante la Huelga General de 2012 en Arcelor Mittal. A su juicio, son "inocentes" ya que únicamente "estaban ejerciendo su derecho constitucional".

Durante la movilización, celebrada frente a la Delegación del Gobierno en Oviedo, Méndez ha explicado que el apartado del Código Penal por el que se ha condenado a los cinco sindicalistas a penas de prisión de entre tres y cinco años es preconstitucional y debería haberse abolido hace tiempo.

Además, ha incidido en que se trata de un artículo que "nunca se había aplicado", hasta la Huelga General de 2012. Los cinco sindicalistas, José Ángel Álvarez Novo, Jerónimo Blanco González, José Luis Alonso Cuesta, Neftalí Casares García y Alberto Bernardo Villalta Jiménez, fueron condenados el pasado 2 de diciembre de 2014 por haberse enfrentado a un trabajador y también sindicalista de la factoría, Arsenio Iglesias, cuando este acudía a su puesto de trabajo durante la Huelga. Los dos primeros fueron condenados a más de cinco años de prisión, mientras Alonso, Casares y Villalta se enfrentan a tres años y seis meses.

Se trata de una sentencia "desproporcionada" que está provocando una "situación injusta", al "restringir" el derecho de huelga y "atentar" contra la libertad sindical.

 

Tras estas consideraciones, Méndez explicó que su sindicato seguirá movilizándose hasta que "la situación se resuelva" y los sindicalistas sean "reconocidos inocentes por la Justicia".deqqq ha participado este lunes en una manifestación en Oviedo para reclamar la absolución de los cinco sindicalistas condenados a prisión por vulnerar el derecho al trabajo de un compañero que no secundó la Huelga General de 2012 en ARCELORMittal. A su juicio, son "inocentes" ya que únicamente "estaban ejerciendo su derecho constitucional".
 
   Durante la movilización, celebrada frente a la Delegación del Gobierno en Oviedo, Méndez ha explicado a Europa Press que el apartado del Código Penal por el que se ha condenado a los cinco sindicalistas a penas de prisión de entre tres y cinco años es "una estantigua preconstitucional" que debería haberse abolido "hace tiempo".
 
   Además, ha incidido en que se trata de un artículo que "nunca se había aplicado", hasta la Huelga General de 2012. Los cinco sindicalistas, José Ángel Álvarez Novo, Jerónimo Blanco González, José Luis Alonso Cuesta, Neftalí Casares García y Alberto Bernardo Villalta Jiménez, fueron condenados el pasado 2 de diciembre de 2014 por haberse enfrentado a un trabajador y también sindicalista de la factoría, Arsenio Iglesias, cuando este acudía a su puesto de trabajo durante la Huelga. Los dos primeros fueron condenados a más de cinco años de prisión, mientras Alonso, Casares y Villalta se enfrentan a tres años y seis meses.
 
   Se trata, a juicio del dirigente nacional de la Unión General de Trabajadores, de una sentencia "desproporcionada" que está provocando una "situación injusta", al "restringir" el derecho de huelga y "atentar" contra la libertad sindical.
 
   Tras estas consideraciones, Méndez ha explicado que su sindicato seguirá movilizándose hasta que "la situación se resuelva" y los sindicalistas sean "reconocidos inocentes por la Justicia".El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha participado este lunes en una manifestación en Oviedo para reclamar la absolución de los cinco sindicalistas condenados a prisión por vulnerar el derecho al trabajo de un compañero que no secundó la Huelga General de 2012 en ARCELORMittal. A su juicio, son "inocentes" ya que únicamente "estaban ejerciendo su derecho constitucional".
 
   Durante la movilización, celebrada frente a la Delegación del Gobierno en Oviedo, Méndez ha explicado a Europa Press que el apartado del Código Penal por el que se ha condenado a los cinco sindicalistas a penas de prisión de entre tres y cinco años es "una estantigua preconstitucional" que debería haberse abolido "hace tiempo".
 
   Además, ha incidido en que se trata de un artículo que "nunca se había aplicado", hasta la Huelga General de 2012. Los cinco sindicalistas, José Ángel Álvarez Novo, Jerónimo Blanco González, José Luis Alonso Cuesta, Neftalí Casares García y Alberto Bernardo Villalta Jiménez, fueron condenados el pasado 2 de diciembre de 2014 por haberse enfrentado a un trabajador y también sindicalista de la factoría, Arsenio Iglesias, cuando este acudía a su puesto de trabajo durante la Huelga. Los dos primeros fueron condenados a más de cinco años de prisión, mientras Alonso, Casares y Villalta se enfrentan a tres años y seis meses.
 
   Se trata, a juicio del dirigente nacional de la Unión General de Trabajadores, de una sentencia "desproporcionada" que está provocando una "situación injusta", al "restringir" el derecho de huelga y "atentar" contra la libertad sindical.
 
   Tras estas consideraciones, Méndez ha explicado que su sindicato seguirá movilizándose hasta que "la situación se resuelva" y los sindicalistas sean "reconocidos inocentes por la Justicia".

No hay comentarios

Dejar respuesta

trece − 11 =