Éxito de la movilización convocada este sábado por UGT, CCOO y las federaciones de industria UGT FICA, SOMA FITAG UGT y la Federación de Industria de CCOO Asturias con el fin de exigir a las Administraciones que Asturias cuente con proyectos industriales que garanticen el futuro de un sector con empleo estable y de calidad y para que las empresas se comprometan con la industria asturiana.

Las marchas en automóvil a Oviedo, desde Gijón, Avilés y Caudal-Nalón-Siero generaron 22 kilómetros de caravana en la que participaron más de 1.500 vehículos. Se trata de la primera de las movilizaciones anunciadas dentro de la campaña «Emergencia industrial, salvemos Asturias» para exigir una transición energética justa y políticas para frenar el desempleo y los cierres de empresas.

En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario general de UGT de Asturias, Javier Fernández Lanero, alertó de que Asturias está en «emergencia industrial». «Somos industria y queremos seguir siendo industria», señaló, apuntando que las movilizaciones se inician para exigir respuestas a las administraciones y también para instar a los empresarios a movilizarse y apostar por inversiones en Asturias. Igualmente, Lanero reclamó al presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, que decrete «el estado de alarma industrial» y sea «exigente» con el Gobierno central.

Por su parte, Genaro Martínez, secretario general de UGT FICA Asturias, destacó el «éxito» de esta primera movilización e incidió en la importancia del sector industrial para la economía asturiana, con miles de puestos de trabajo directos e indirectos. «No nos vamos a quedar de brazos cruzados», dijo, reclamando «un futuro digno».

Finalmente, el secretario general de SOMA FITAG UGT, José Luis Alperi, recordó que la industria genera «empleo estable y de calidad» y pidió «responsabilidad» al Gobierno central y a las empresas para asegurar el futuro del sector.

Tras la marcha que recorrió el centro de Oviedo, un gran número de participantes se concentró en el aparcamiento del estadio de fútbol Carlos Tartiere, donde se dió lectura al siguiente manifiesto:

EMERGENCIA INDUSTRIAL!!!! SALVEMOS ASTURIAS!!!!

UGT, CCOO y las federaciones de industria, UGT-FICA, SOMAFITAG-UGT y la Federación de Industria de CCOO Asturias han decidido iniciar las movilizaciones con el fin de trasladar a toda la sociedad la situación de emergencia en la que se encuentra el sector industrial.

Desde el año 2008 se han perdido más de 15.000 empleos en nuestro sector industrial, 6000 de ellos en los últimos 3 años, si a ello sumamos el proceso de descarbonización, el fiasco del estatuto electrointensivo, el no elevar al máximo las compensaciones de costes indirectos de CO2 o la incertidumbre en la imposición de un arancel medioambiental por parte de la Union Europea, estamos ante un cóctel explosivo que puede determinar la desertización industrial y territorial de Asturias si no se actúa con rapidez y contundencia.

El objetivo, hoy, es trasladar la necesidad de proteger el pilar fundamental en el que se asienta la economía asturiana y defender todos y cada uno de los puestos de trabajo de los sectores industriales y apostar firmemente por una industria competitiva y medioambientalmente sostenible, sin olvidarnos de que nuestra industria representa más del 20% del PIB regional y la importancia de ello en la generación de empleos directos e indirectos.

Asturias, región industrial, se enfrenta en la actualidad a un proceso impuesto de transición ecológica y descarbonización y las particularidades de Asturias y su componente industrial, deben ser reconocidas de forma que exista una discriminación positivamente y las decisiones que se adopten deben permitir afrontar con garantías una transición justa, comprometida con los territorios y el empleo, sin dejar a nadie por el camino.

Cada momento, tiene su afán, y en la actualidad, con el cierre de las centrales térmicas, las empresas energéticas deben elaborar un plan de acompañamiento con propuestas y proyectos atractivos, realistas, de valor añadido, que aseguren el empleo y la actividad económica de las zonas geográficas donde están instaladas.

Tienen un deber económico con los territorios, pero más aún, moral, porque han sido su sustento durante más de medio siglo.

CCOO y UGT reclaman un Pacto de Estado por la Energía, porque se puede y se debe hacer política con la energía, pero, eso sí, debe estar consensuada con todas las partes implicadas en busca del interés común.

La energía, más allá de ser un producto de consumo, incide directamente en el desarrollo y en el estado del bienestar de un país, por ello, consideramos que el estado ha de defender el interés general en materia energética, y garantizar la cobertura de las necesidades de los ciudadanos y de las empresas más allá de intereses mercantilistas.

Un pacto que permita, de una vez por todas, la puesta en marcha de la regasificadora de El Musel, infraestructura indispensable para el desarrollo económico de una región como Asturias, un pacto riguroso, flexible, moderno que aporte seguridad y estabilidad a los sectores energético e industrial y que contribuya a ganar en productividad y a la generación de empleo estable y de calidad.

Desde UGT y CCOO de Asturias aspiramos a que se cumplan los acuerdos firmados. Existe un acuerdo para la Transición Justa de la minería del carbón y también para las centrales térmicas, ni el mejor acuerdo que se pueda firmar resiste los incumplimientos. Y ahora mismo, no se está cumpliendo con los excedentes de la minería que no están trabajando ni se han implementado proyectos alternativos en los territorios, por lo que CCOO y UGT exigimos su cumplimiento ya, así como exigimos la puesta en marcha de los planes de acompañamiento del cierre de las centrales térmicas que deben contener proyectos verdes que se asienten en los territorios y generen empleo.

Desde hace años, este país y sus sucesivos gobiernos han obviado la responsabilidad de afrontar de manera decidida y rigurosa un marco estable en el ámbito energético que permita un escenario de viabilidad de las grandes industrias. Asturias, tienen la mayor concentración de industrias y empresas de las denominadas como grandes consumidoras de energía. Por lo tanto, en este sentido, nos encontramos en una situación de emergencia.

Por este hecho, diferencial y singular, solicitamos al Gobierno de España que de los pasos pertinentes para poner medidas necesarias en materia de política industrial en Asturias que favorezca el proceso de reindustrialización y así garantice una industria de futuro con empleos de calidad.

Sin una política industrial fuerte estamos abocados a un modelo de región estancado en la precariedad, con un futuro incierto a merced de los vaivenes de los mercados internacionales y a los caprichos de las economías más potentes, por ello, reclamamos un Pacto de Estado por la Industria.

UGT y CCOO consideran insuficiente para los intereses de Asturias el Estatuto Electrointensivo, por ello, reclamamos que se desvinculen las ayudas del estatuto de la disponibilidad presupuestaria, equiparar de forma inmediata las políticas destinadas a favorecer la competitividad frente a otros países de la UE y poner de forma inmediata un mecanismo donde participen y sean retribuidas las empresas con mayor consumo eléctrico.

El futuro industrial de Asturias debe estar marcado por el binomio de mantener nuestra industria básica y la generación de nuevas oportunidades, para ello, es necesario la puesta en marcha de políticas de progreso, la justicia social y la distribución de la riqueza, que tendrán su máximo exponente con los fondos de transición que sin lugar a dudas nos permitirá competir con proyectos pioneros y alejarnos de complejos, ese debe ser el gran objetivo.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 + 17 =