Toño Abad, Adela Carrió y Javier Fernández Lanero junto al banco arcoiris instalado en la sede de UGT Asturias.

Esta mañana se ha desarrollado un taller sobre LGTBI en el trabajo, impartido por Toño Abad, responsable confederal de UGT LGTBI, que abordó materias como conceptos sobre diversidad LGTBI, la LGTBIfobia en el trabajo, desigualdad y discriminación y la acción sindical para la igualdad y el respeto de los derechos de las personas LGTBI. La apertura de la jornada corrió a cargo de Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT Asturias, y Adela Carrió, secretaria confederal de UGT.

El objetivo es formar a los representantes sindicales en diversidad para que sepan reaccionar ante casos de acoso o discriminación en el trabajo. Así, señaló Fernández Lanero que «si la lucha contra las discriminaciones en cualquier ámbito vital, y por supuesto en el laboral, ha sido siempre la máxima de UGT, hoy más que nunca toca defender las libertades, también la sexual, y la igualdad de trato, frente a cualquier discurso de odio. La diversidad y pluralidad de la sociedad contribuye a una mayor riqueza, desarrollo y progreso para todos y todas. Esto es precisamente lo que no comparte un sector reaccionario de la sociedad, cuyo discurso hemos de desarticular». El secretario general de UGT Asturias añadió que ante el «miedo a denunciar y  a salir del armario, el sindicato quiere introducir medidas específicas en los convenios colectivos que recojan la no discriminación, para que las personas LGTBI puedan expresarse con total libertad».

Por su parte, Toño Abad ha explicado que UGT está trabajando en una encuesta para tener datos ciertos sobre leste tipo de discriminación en los centros de trabajo. Destacó que estas situaciones se dan con más frecuencia en sectores fuertemente masculinizados, como el industrial y el automovilístico y lamentó que se lance el mensaje de que «si eres chico gay con pluma, tendrás trabajo en sectores feminizados como el textil, la peluquería o la moda para no sufrir esa violencia».

Finalmente, la secretaria confederal Adela Carrió hizo referencia a la guía sobre diversidad sexual y afectiva en el entorno laboral editada recientemente por el sindicato, en la que se informa a los delegados sindicales cómo afrontar la negociación de un convenio colectivo desde la perspectiva de la no discriminación.

En la guía se incluye un protocolo de prevención y protección frente al acoso por orientación sexual o identidad de género, que pretende ser un «medio eficaz» para contribuir a garantizar el derecho de las personas a disfrutar de ambientes de trabajo exentos de cualquier discriminación por estas razones. Añaden además un modelo de escrito de denuncia interna para poner en conocimiento de las empresas estas situaciones.

La jornada se abrió con la presentación de un banco arcoiris que permanecerá en la sede de la UGT en Oviedo como símbolo de la lucha de la UGT asturiana por la igualdad plena. El banco es también una crítica a actitudes retrógradas, como la del alcalde de Oviedo, que recientemente retiró de la Plaza de la Escandalera los bancos pintados con los colores de la bandera LGTBI que habían sido instalados por la anterior corporación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

diecisiete − 13 =