El paro se ensaña con las mujeres, los jóvenes, parados de larga duración y los mayores de 55 años.

El comienzo del año 2018 muestra un mal comportamiento del mercado laboral asturiano, con un aumento del paro, una pérdida de activos y destrucción de empleo.

La ocupación desciende en 6.300 ocupados en términos interanuales (1,6%) y destaca con la mayor caída del país. A ello se suma el aumento del paro contabilizándose 3.200 parados más que hace un año (4,8%), nuevamente destacando con el comportamiento más negativo, y la pérdida de población activa (3.100 activos menos) que hace descender la tasa de actividad hasta el 51% (cerca de 8 puntos menos que la española).

El paro está castigando con mayor dureza a determinados colectivos como las mujeres donde el paro aumenta (10,2%) mientras que entre los hombres desciende, entre los jóvenes (los menores de 25 años crece un 24%) y los mayores de 55 años con una subida del 37%. Los datos de paro dejan una realidad preocupante con un elevado paro estructural de manera que aunque el paro de larga duración desciende el de muy larga duración (2 años o más) sube un 1,8%, lo que pone de manifiesto las mayores dificultades de inserción laboral que tienen algunos desempleados. Destaca negativamente el elevado nivel de temporalidad, que alcanza al 24% de los asalariados.

A la vista de los datos parece que el mercado laboral no acaba de encontrar la estabilidad necesaria y que debería existir en una economía que está creciendo en tasas del 3%. Por tanto, desde la UGT seguimos reivindicando la necesidad de crear empleo estable y de calidad y que los salarios recuperen poder de compra. En este sentido es fundamental llegar a acuerdos en el ámbito de la negociación colectiva, en el acuerdo interconfederal que se está negociando y que no se cierra ante la avaricia de la patronal que no muestra disposición alguna para que la riqueza se distribuya de manera equitativa.

Desde la UGT exigimos al Gobierno del Estado que destine un mayor volumen de recursos a políticas activas de empleo que mejoren la situación de mujeres, jóvenes, parados de larga duración y mayores de 55 años, y que refuerce la protección a los parados, en estos momentos que se están debatiendo en el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado y ante la actual propuesta del Gobierno de reducir el nivel de protección frente al desempleo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × cinco =