Melchor y su equipo esperan la llegada de los niños y niñas.

La de hoy está siendo una mañana de fiesta muy agradable en nuestra sede de Oviedo, con el reparto de juguetes por parte del Rey Melchor a los niños y niñas de las familias usuarias de nuestros departamentos de Inmigración y Servicio Sociales.

Cada año tenemos más regalos, y cada año Melchor y su equipo los preparan con más esmero, una tarea generosamente recompensada por ellos y ellas a través de las amplias y francas sonrisas que nos devuelven. Hacemos nuestra la ilusión de los más pequeños no solo para días como hoy, sino para seguir trabajando de forma continuada el resto del año con el objetivo de que, en un próximo futuro, hayamos contribuido a que vivan en una sociedad más justa, libre e igualitaria.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cuatro + diez =