En España, en 2013 se produjeron 468.000 accidentes con baja y 558 accidentes mortales

Durante la presentación, en rueda de prensa, de la XII Jornada  Nacional de Prevención de Riesgos Laborales, la secretaria confederal de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino, reveló que los accidentes laborales a nivel nacional han ascendido hasta los 238.154 en el primer semestre de 2014 en España. De ellos, 223 fueron mortales, frente a 216 en el mismo periodo de 2013.

Rufino explicó que hasta 2013 las cifras de siniestralidad "se habían ido manteniendo" pero entonces comenzó a incrementarse, tanto en el número de accidentes como en el de muertes.

En concreto, en 2013 se produjeron 468.000 accidentes con baja y 558 accidentes mortales. De este modo, según los datos de UGT, "fallecen al día dos trabajadores, once tienen un accidente grave, más de 1.300 sufren uno leve y 1.800 tienen un accidente que no provoca baja, además de 53 enfermedades profesionales al día".

Ante esta situación Rufino ha expresado su "preocupación" por el aumento tanto de la siniestralidad como del índice de incidencia. Por ello ha convenido en afirmar que el tema de la jornada, la investigación de accidentes de trabajo, ha sido "muy acertado" porque, "aunque se ha avanzado mucho en seguridad laboral", las cifras aún "son escandalosas", incluso teniendo en cuenta que "no todos" los accidentes se declaran como tales.

Rufino añadió que para UGT, las empresas también tienen parte de responsabilidad en este asunto. A su juicio, las compañías declaran menos accidentes laborales de los que realmente ocurren, debido a que con una baja siniestralidad se pueden beneficiar de bonus. "Hay picaresca por parte de las empresas en este sentido", ha señalado la secretaria confederal de Salud Laboral de UGT.

Son también responsables, a juicio de Rufino, del aumento de la inseguridad en el trabajo, por dejar en un segundo plano las medidas de prevención laboral. "Ven la prevención como un coste, excusándose en la competitividad, pero si realmente valoraran los costes que tiene la no prevención, la pondrían en marcha", ha señalado. Así, ha explicado que por cada euro que se invierte en prevención, se recuperan 2,2.

Estos aspectos, unidos a la crisis y la precariedad creciente en las condiciones de trabajo, hacen que sea necesario "un refuerzo" por parte de la Inspección de Trabajo, para que haya más vigilancia en centros de trabajo. "Se tiene que desarrollar con más medios, con más jueces especializados para agilizar los conflictos, y con más agilidad", apuntó.

Por su parte, la secretaria de Salud Laboral en Asturias, Emma Fernández Alonso, aseguró que el número total de accidentes laborales en Asturias aumentó en 2014 más que a nivel nacional –en concreto cuatro puntos por encima de la media- y que el número de accidentes graves creció un 30 por ciento.

Ante esta situación, el secretario general de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga, señaló la importancia de la investigación de los accidentes de trabajo y la prevención en las empresas, precisamente el tema monográfico elegido para esta jornada que contó con la presencia de casi doscientos especialistas en la materia.

La jornada contó con dos mesas redondas en las que participaron el jefe de seguridad en el trabajo de Arcelor-Mittal Asturias, Jesús Ríos Cuervo; el jefe de área de seguridad en el trabajo del IAPRL, Javier Rodríguez Suárez; el inspector de trabajo y Seguridad Social Alejandro Cabrero Díaz y la Fiscal de siniestralidad laboral en Asturias, Esperanza González Avella. En el acto de apertura estuvieron, junto a Justo Rodríguez Braga, el consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, y la secretaria confederal de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino. Cerraron las jornadas Emma Fernández Alonso, de UGT Asturias y Miriam Hernández, directora del IAPRL.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciseis − siete =