Oviedo, 5 de octubre de2021.- Después de más de 5 años de investigación buscando una caja B, sobresueldos y facturas falsas, demostraremos que en UGT Asturias no existía nada de ello; ni enriquecimiento ilícito por el sindicato ni por ninguna de las personas acusadas, y que todo queda en una posible discusión administrativa. 

Ante las acusaciones del Fiscal seguimos defendiendo nuestra inocencia y así lo seguiremos haciendo estos días:

  • Precio de alquiler de las aulas o sus equipamientos. Se han aplicado siempre precios de mercado. El Fiscal nos acusa de delito por una Ley posterior a la realización de las diferentes acciones, que entró en vigor en junio de 2017, lo que se verá en las vistas del juicio.
  • Y la otra parte, que ya fue vista en fase de instrucción, en la que trabajadores y trabajadoras de UGT Asturias realizaban funciones de información, divulgación, trabajos administrativos de gestión de la convocatoria, elaboración de los planes, justificación económica y otros trabajos indirectos, como de evaluación y control, que son necesarios para la ejecución de los planes formativos como así lo recogen las propias convocatorias. Creemos que existe una confusión entre la formación que se realiza en las aulas y los trabajos necesarios para llegar a poder impartir los distintos cursos.

Lo que deseamos es que se esclarezca todo a la mayor brevedad posible, que es lo que se lleva solicitando por parte de UGT Asturias desde el primer día, y seguimos estando firmemente convencidos, después de realizar una labor de control dentro de la propia organización y con las pruebas periciales que hemos aportado, que toda la formación que realizó la UGT Asturias se hizo conforme a las normas vigentes y a las bases de las distintas convocatorias realizadas en el BOPA.

No hay comentarios

Dejar respuesta

veinte − 11 =