No nos resignamos ante el drama que representan los accidentes laborales, porque todos se pueden evitar. La seguridad y salud en el trabajo se está dejando en un segundo plano en las empresas y los mecanismos preventivos, cuando se implementan, no funcionan. En cuanto aumenta la actividad, aumenta la siniestralidad. 

Como venimos haciendo cada vez que fallece un trabajador/a en accidente laboral, UGT y CCOO de Asturias, nos hemos concentrado en señal de duelo y en demanda de más medidas de prevención, por la muerte de un trabajador Carlos Salvador Hernández, de 49 años que pertenecía a la empresa ESRECO HORIZONTE, al que la tragedia asoló este lunes. La concentración ha servido para trasladar a familiares y amigos nuestra pena por esta injusta muerte que nunca debiera haber tenido lugar y para insistir en que los accidentes laborales son evitables.

No hay comentarios

Dejar respuesta

12 + 13 =