Justo Rodríguez Braga criticó la voluntad de intimidar a las organizaciones sindicales

La Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras de Asturias están desarrollando una campaña para denunciar públicamente la "ofensiva penal" contra los sindicalistas, al constatar el incremento de sanciones y procesos judiciales contra compañeros por la participación en movilizaciones y huelgas. Las sanciones en muchos casos alcanzan los 3.000 euros y las peticiones de condena llegan a los ocho años de cárcel.

Dentro de esta campaña de movilización en todo el estado, bajo el lema 'No nos van a callar', en Asturias está prevista una concentración el 9 de julio, a las 19.00 horas, delante de la Delegación de Gobierno, en Oviedo.

En una rueda de prensa, el secretario general autonómico de UGT, Justo Rodríguez Braga, y la secretaria de Organización de Comisiones Obreras, Emilia Escudero, han criticado duramente la persecución judicial de sindicalistas puesto que se está penalizando el hecho de ser representante sindical.

 Así solo en UGT Asturias tienen abiertos 14 expedientes con 41 trabajadores implicados, y multas que van de los 300 a los 3.000 euros. En todo el Estado hay más de 60 procesos abiertos con más de 200 encausados y se piden penas que van desde los dos a los ocho años de cárcel.

Justo Rodríguez  Braga en su intervención criticó esta voluntad de intimidar a las organizaciones sindicales y a la clase trabajadora y defendió el derecho a la huelga. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

19 − 18 =