Como venimos haciendo los últimos martes de cada mes, nos concentramos, frente a una violencia contra las mujeres que parece no tener fin ni importar a nadie, condenamos los asesinatos de mujeres por el mero hecho de serlo, que no pueden ser normalizados.

Una vez más, como cada martes final de mes, nos manifestamos conjuntamente, frente a la sede de UGT, en Oviedo, el 30 de agosto, a las 12:00h. Frente a una violencia contra las mujeres que parece no tener fin ni importar a nadie, condenamos los asesinatos de mujeres por el mero hecho de serlo, que no pueden ser normalizados. Pero también el resto de las violencias diarias que sufren miles de mujeres y sus hijos e hijas, y que son el germen de esa violencia extrema.


No hay comentarios

Dejar respuesta

uno + seis =