Hay que ver en qué medida el aumento de las desigualdades erosiona la legitimidad de la democracia

El politólogo Óscar Rodríguez Buznego, que fuera hasta el año pasado director de la propia Escuela Internacional de Verano y también de la Fundación Asturias, fue el encargado de desarrollar la  séptima y penúltima conferencia de esta edición de la escuela. Su tema, la desigualdad social y la democracia.

Buznego estructuró su intervención en torno al crecimiento de las desigualdades sociales durante la crisis y la relación de este fenómeno con una actitud cada vez más crítica y disconforme de la ciudadanía respecto a las instituciones democráticas.

El motivo de reflexión para el profesor es ver en qué medida el aumento de las desigualdades erosiona la legitimidad de la democracia y, por tanto, si las desigualdades continúan creciendo, como parece que va a suceder, en qué medida los sistemas democráticos podrían encontrarse con dificultades o riesgos que hace décadas que no experimentan.

Para Buznego, “esto en España se plantea de una forma especialmente aguda debido, por un lado, al incremento de las desigualdades, que es mucho más fuerte que en otros países, y, por otro lado, por la actitud crítica de la opinión pública que también se ha manifestado particularmente en los últimos tres o cuatro años”.

Para él, la conclusión es que “hemos de buscar la manera de reforzar y activar las instituciones democráticas para frenar el incremento de las desigualdades sociales y asegurarnos un equilibrio social que es el que ha caracterizado a las sociedades más avanzadas desde la segunda guerra mundial”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

5 + siete =