Javier Fernández Lanero, que ofreció esta mañana una rueda de prensa junto a Pepe Álvarez, espera que la concertación social se firme a finales de este mes de julio y suponga la puesta en marcha de las medidas más urgentes relacionadas con la reactivación económica. “Será una concertación viva a la que posteriormente se irán incorporando nuevos acuerdos según vaya siendo necesario”, explicó el secretario general de UGT Asturias.

Incidió también en la necesidad de poner en valor cómo desde Asturias se ha afrontado la crisis sanitaria -“Somos un ejemplo incluso a nivel internacional”, destacó-, lo que no es obstáculo para que el sindicato siga reclamando más personal y más recursos públicos, y no solo para la sanidad, también para la educación y la protección social.

Fernández Lanero mostró su gran preocupación por la situación del sector industrial. “Le he pedido al presidente que declare el estado de alarma industrial en Asturias”, señaló en relación a la reunión que previamente a la rueda de prensa mantuvieron los dos dirigentes sindicales con el presidente asturiano, Adrián Barbón. Un plan industrial, un pacto de estado por la energía, la posible creación de una empresa pública energética que regule y controle los precios básicos y el estatuto electrointensivo “que no se puede demorar ya más”, serían los pilares de ese “estado de alarma industrial” que debería reforzarse con la constitución de un frente común por la industria, integrado por Gobierno, organizaciones políticas, sindicatos y empresas. Fernández Lanero además exigió una alternativa por parte de Iberdrola ante el cierre de la térmica de Lada. “Habrá dinero para ello, se trata de una cuestión de voluntad», recalcó.

Además: Las empresas deben dejar de utilizar los ERTE de manera fraudulenta y levantarlos con la actividad

No hay comentarios

Dejar respuesta

2 × tres =