En plena pandemia por Covid19 recordamos la importancia de la salud pública y de la investigación científica para erradicar enfermedades como el cáncer. Aunque el foco de la atención esté ahora mismo en la pandemia, no podemos olvidar que muchas personas enferman de otras dolencias y que igualmente necesitan ser atendidas. La apremiante necesidad de reforzar los servicios públicos para que la sociedad funcione de manera óptima y para todos y todas, en especial, en ámbitos como el sanitario o la educación, la investigación, pero también servicios sociales, dependencia, etc. es la mejor enseñanza que podemos extraer de lo vivido en los últimos meses.

Como quiera que esta situación no va a resolverse de forma inmediata y tenemos que convivir con ella, reivindicamos la revisión de los efectivos y funcionamiento de la atención primaria, pero también especializada, para que las personas con otras dolencias diferentes al Covid puedan ser igualmente atendidas en tiempo, y de la forma más humana posible.

Queremos tener un recuerdo especial para aquellos/as que se han ido víctimas de esta dañina enfermedad que es el cáncer, en particular, el cáncer de mama que sólo en 2019 ha contabilizado 33.307 nuevos casos, con especial incidencia en la población femenina (una de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida). Y puesto que en el escenario de pandemia hemos tenido difícil o imposible despedirnos de ellas/os, en la Comisión Ejecutiva de UGT Asturias hemos decidido habilitar en la sede de UGT un árbol que esperamos sea el de las despedidas, pero también el de la esperanza.

Cada persona que lo desee podrá colgar en el árbol su tarjeta con el texto que considere, en recuerdo de un/a compañero/a, en apoyo de quien ha podido ser diagnosticado/a recientemente, etc. Las tarjetas estarán disponibles junto al árbol, donde también dispondremos como los últimos años, una hucha colaboración con la AECC para depositar vuestras aportaciones y lucir en los próximos días el lazo rosa en apoyo de esta lucha.

Pero también queremos que sea el árbol de la esperanza, porque la investigación y la ciencia al servicio de la salud pública, la de todxs, nos permitirá un día erradicar esta enfermedad, como nos permitirán encontrar la vacuna y/o el tratamiento que convierta a la Covid19, las mascarillas, el confinamiento, y todo lo malo que esta pandemia mundial ha traído consigo, en un mal recuerdo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cuatro × 4 =