La recuperación solo llegará con empleo estable y de calidad

4 de enero de 2022- El mes de diciembre se cierra con 64.798 desempleados en Asturias. El desempleo arroja un nuevo descenso del paro en comparación con el mes anterior con un 2,4% (1.605 parados menos que en noviembre), caída que coincide con la registrada por la media nacional. En términos interanuales, el desempleo muestra un descenso del 21,1% (17.272 parados menos que hace un año).

Por sectores, en todos se producen aumentos del paro en términos intermensuales, con la excepción del sector servicios que es el que está detrás de la bajada del paro.

Por sexo, las mujeres lideran la caída del desempleo con un descenso respecto al mes de noviembre del 3,8% (-0,5% entre los hombres). Entre el colectivo de primer empleo, el paro también desciende de manera intensa con un retroceso del 3,9% intermensual.

La contratación muestra una importante caída en comparación con el mes anterior, con una bajada del 17% (5.271 contratos menos). Una vez más hay que poner el acento en la mala calidad del empleo, donde la caída del paro viene impulsada por el periodo navideño, de manera que del total de contratos registrados en el mes de diciembre el 89% es temporal. Los contratos indefinidos muestran una caída del 37% respecto al mes de noviembre.

Las afiliaciones a la Seguridad Social crecen un 0,4% respecto a noviembre (1.563 afiliaciones más) y aumentan un 2,7% en términos interanuales (muy por debajo de la media nacional donde se incrementan un 4,1%).

De cara al presente año, la prioridad es la mejora de la calidad del empleo y para ello demandamos responsabilidad a los distintos grupos políticos para que el Acuerdo de reforma laboral supere el trámite parlamentario. Este Acuerdo es clave para mejorar la calidad y estabilidad del empleo, y sienta las bases sobre las que debe apoyarse el crecimiento económico. Además de la importancia de este Acuerdo, la mejora de las condiciones laborales pasa también porque los salarios recuperen el poder adquisitivo perdido, por ello es irrenunciable la subida del SMI en el año 2022 hasta los 1.000 euros, además de aumentar los salarios en convenio hasta los 1.100 euros.

En el ámbito regional, urge poner en marcha las medidas recogidas en el recién firmado Acuerdo de Concertación, y especialmente aquellas dirigidas a la creación de empleo estable y de calidad, así como todas las medidas de refuerzo de protección social, ante la incertidumbre que genera la aparición de nuevas variantes del virus sobre la evolución de la actividad productiva y el empleo. En este sentido es fundamental complementar las prestaciones a los trabajadores que se encuentran en ERTE consecuencia de la pandemia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

2 × 5 =