MANIFESTACIÓN POR LA ENSEÑANZA PÚBLICA

0
95

¡POR LA ENSEÑANZA PÚBLICA!

De nuevo, desde CCOO, SUATEA, UGT y CSIF nos manifestamos todos los docentes y la sociedad asturiana en general a una nueva manifestación para pedir a la Consejería de Educación del Principado de Asturias que convoque a las Organizaciones Sindicales para iniciar unas negociaciones que se antojan más necesarias que nunca de cara a conseguir la ansiada mejora de la Educación Pública asturiana.

Lamentablemente, y a pesar del éxito de la anterior manifestación,  el Gobierno de Asturias sigue sin dar a la educación pública ni la importancia ni los fondos que se merece mientras avanza en su apuesta por subvencionar con dinero público la enseñanza privada a través de los conciertos educativos.

Como hemos visto, la Consejera continúa parapetada en la política educativa del artificio, del marketing, de anuncios, de fotos sin contenido y de reuniones sin compromisos.

El Gobierno del Principado sigue sin entender que el dinero dedicado a la educación pública es una inversión justa, necesaria y rentable y que el tiempo de las palabras vacías y el teatrillo de las reuniones sin contenido ni presupuesto se ha acabado. Reiteramos que las restricciones presupuestarias no pueden servir de manera recurrente como excusa para no cumplir lo prometido, sobre todo, cuando sólo se aplican a Educación.

Las organizaciones convocantes aspiramos legítimamente a que la educación pública asturiana siente las bases de un progreso social cohesionado que refuerce los principios de igualdad de oportunidades y justicia social, y seguiremos trabajando para que nuestra enseñanza pública no solo proporcione conocimientos académicos, sino que contribuya además a la formación de ciudadanas y ciudadanos críticos y comprometidos con el bien común.  Porque la educación pública asturiana es una cuestión de todos y de todas.

Como ya saben, la comunidad educativa ha llevado a cabo a lo largo de este curso escolar toda una serie de movilizaciones, reivindicando un proceso de negociación que permita acordar compromisos que mejoren la enseñanza pública asturiana; la última de ellas, la manifestación que tuvo lugar el pasado día 27 de abril y que congregó en Oviedo a miles de personas preocupadas por la educación y por el deterioro al que el Gobierno del Principado de Asturias la está conduciendo.

Reivindicaciones:

  • Un nuevo acuerdo de plantillas que dote a los centros de los recursos humanos necesarios, que permita que todo el profesorado esté en su centro desde el 1 de septiembre, que ponga fin a las medias jornadas y que reduzca el número de alumnos y alumnas en las aulas. La Administración sigue sin afrontar un problema estructural e incumple la ley, porque en ningún caso se rebajará la tasa de interinidad al 8%.
  • La reducción de la burocracia para disponer de más tiempo para la docencia, la innovación y la investigación. La reducción de la carga lectiva para disponer de más tiempo para acciones imprescindibles en el ámbito educativo como la acción tutorial y la coordinación y seguir avanzando hacia una atención más individualizada, tal como exige la LOMLOE y como ratificó el Consejo Escolar del Estado.
  • La implantación del ciclo de 0 a 3 años con una gestión totalmente pública, sin concertación y con carácter gratuito y educativo y, por tanto, su plena inclusión en la Consejería de Educación. El proyecto clave de la legislatura va camino de quedar en nada porque siguen sin resolverse las cuestiones laborales y la organización de las escuelas; eso que la Consejera ha denominado “trabajo fino” y que todos y todas sabemos que es lo principal y la clave del éxito de la medida, porque nada va a salir bien si se empeoran las condiciones laborales de las trabajadoras.
  • Dotación a los centros públicos de los recursos necesarios para que sean espacios seguros y saludables.
  • Un programa de formación permanente del profesorado dentro del horario lectivo que le permita afrontar los retos educativos del siglo XXI en las mejores condiciones posibles.

Hemos pedido, en definitiva, la dignificación de la profesión docente. Que se reconozca la profesionalidad y buen desempeño del profesorado asturiano que, inaceptablemente, es el peor pagado del país. Es hora de acabar con ataques absurdos e injustificados que dañan su imagen y su valía y lograr un reconocimiento real, efectivo y acorde con la responsabilidad de la profesión docente.

A todo lo anterior sumamos:

  1. El recuperar las cocinas de proximidad en los centros que carecen de ellas y que tienen en este momento líneas de frío que son un fracaso para alimentar a nuestros escolares. Queremos que todo el alumnado asturiano tenga acceso a un menú realmente sostenible, saludable y adecuado a sus necesidades y desarrollo evolutivo.
  2. Que todo el alumnado de la escuela pública, tenga comedor desde el inicio del curso y hasta finales de junio, evitando así las diferencias sociales por razón del código postal o por quien se responsabiliza de este servicio.
  3. Mejorar las becas y establecer criterios comunes en todas las administraciones, teniendo en cuenta los rangos económicos y el número de miembros de la unidad familiar independientemente del presupuesto que se destine desde cada administración y a que vaya dirigidas, realizando un aprovechamiento de estas real y efectivo en el alumnado.

La respuesta de la Consejera de Educación ha sido hasta ahora el no comprometerse a nada que supusiera una inversión económica. Las reclamaciones sindicales, lejos de resolverse, siguen presentes e incluso se han creado nuevos problemas donde no los había, como en el servicio de inspección, los Centros de Profesores y Recursos, el transporte y los comedores escolares. El gobierno asturiano se limita a vender humo y a atribuirse méritos que no le corresponden, pues los reconocimientos del alumnado de la enseñanza pública pertenecen a los y las estudiantes, al profesorado y a sus familias.

Las necesidades de la escuela pública siguen sin cubrirse al  tiempo que se destinan en los presupuestos de este año 105 millones de euros para mantener el negocio de la red privada-concertada. Para el avance de la educación pública es necesario dotarla de medios económicos, humanos y materiales suficientes, y esta inversión debe ser continuada y debe garantizar el servicio más allá de las aportaciones extraordinarias procedentes de los fondos europeos.

Sra. Consejera, le reiteramos que la educación pública es un derecho fundamental y un pilar básico del bienestar. La educación pública debe ser una apuesta prioritaria porque es la única que garantiza al alumnado y a las familias oportunidades y resultados en igualdad.

Y los responsables políticos como usted están para cumplir sus propios programas electorales y solucionar problemas, no para crear otros nuevos.  De no ser capaces de cumplir esas premisas lo que tienen que hacer es dimitir.

No hay comentarios

Dejar respuesta