La movilización está convocada por el comité de empresa de Mieres Tubos, y estará apoyada por las federaciones sindicales de UGT, CCOO y USO, así como por representantes políticos del ayuntamiento de Mieres y de los grupos parlamentarios asturianos.

Alrededor de doscientas personas se desplazarán este jueves, 14 de julio, a Vitoria, ciudad de residencia del propietario de Mieres Tubos, Luis Uribarren, donde llevarán a cabo una manifestación para exigirle una solución definitiva a la situación que atraviesa la empresa.

La movilización está convocada por el comité de empresa de Mieres Tubos, y estará apoyada por las federaciones sindicales de UGT, CCOO y USO, así como por representantes políticos del ayuntamiento de Mieres y de los grupos parlamentarios asturianos. La manifestación saldrá a las 11,30 de la mañana de la plaza de la Virgen Blanca, en Vitoria, y finalizará en la plaza Amado de Salazar.

Los trabajadores demandan al empresario que, ya que no está dispuesto a realizar las inversiones necesarias para la puesta en marcha de la factoría –lleva dos años y medio parada por falta de suministros de materia prima y con un expediente de regulación-, favorezca el acuerdo con un inversor que se ha manifestado dispuesto a hacerse cargo de la viabilidad de la misma.

Tanto este inversor, como el Principado de Asturias y entidades bancarias han mostrado su disposición a colaborar económicamente en el despegue de Mieres Tubos. Pero Uribarren, que ostenta la mayoría accionarial, mantiene una postura obstruccionista que resulta incomprensible e inaceptable desde todo punto de vista, siempre y cuando se trata de una empresa industrial con un volumen importante de empleo –más de 70 trabajadores- y gran incidencia económica en la comarca del Caudal y cuando además la mayoría de los trabajadores afronta una situación muy difícil, pues muchos están ya sin prestación por desempleo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

diecisiete + 3 =