Destaca la evolución favorable de los sectores de la construcción y la industria

Los niveles de paro continúan siendo muy elevados y se sitúan en 90.375 parados en el mes de diciembre, registrando una caída interanual de 6.259 parados menos respecto a diciembre de 2014. La afiliación crece un 1,6% (5.565 afiliaciones más). El empleo creado es en su mayoría temporal, por horas y a tiempo parcial, instalándose la temporalidad en nuestro mercado laboral, así del total de contratos registrados en diciembre el 94% son temporales, lo que arroja una tasa de 15 contratos temporales por cada indefinido. Preocupa el fuerte descenso en las tasas de cobertura, en torno a 6 puntos porcentuales menos que hace un año, de forma que el 51% de los desempleados ya no tiene prestación económica. Esta situación ha provocado que las tasas de pobreza y exclusión social se hayan incrementado, conformando una sociedad cada vez más desigual.

El descenso del paro afecta al conjunto de sectores de actividad económica, con especial incidencia en el sector de la construcción y de la industria, que arrojan caídas del 13,3% y 12%, respectivamente. Asimismo entre el colectivo de primer empleo también retrocede (3%), aunque ello se debe en parte a la salida de activos jóvenes, colectivo donde además predomina el empleo temporal y precario.

Ante esta difícil situación son necesarias actitudes políticas responsables que favorezcan la actividad productiva y la creación de empleo de calidad. Por ello, el consenso es clave en el ámbito político y del diálogo social.

No hay comentarios

Dejar respuesta

veinte − doce =