Alvarez anuncia que UGT llevará a Estrasburgo, por injusta, la condena a los sindicalistas de Arcelor

Una de las cosas que UGT va a pedir de forma inmediata a los partidos con representación parlamentaria es la derogación del artículo 315.3 del código penal y la ley mordaza

0
4493

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, anunció hoy en Oviedo que el sindicato ha decidido recurrir ante el Tribunal de Estrasburgo la sentencia que condena a los cinco sindicalistas de Arcelor Mittal por ejercer el derecho fundamental de huelga a penas de hasta cinco años y tres meses de prisión. Álvarez señaló que la sentencia es inadmisible para UGT porque continúa sin reconocer la inocencia de estos compañeros, que fueron condenados por unos delitos que no cometieron, encausados sin pruebas ni testigos, sin declaración policial, solamente con las declaraciones de la presunta víctima.

La sentencia condenó a los sindicalistas José Luis Alonso Cuesta, Neftalí Casares García, Alberto Bernardo Villalta, José Ángel Álvarez Novo y Jerónimo Blanco González a penas de tres años y seis meses de prisión para cada uno por un delito contra los derechos de los trabajadores y a estos dos últimos además a la pena de un año y nueve meses de prisión para cada uno por un delito de lesiones. La Audiencia posteriormente rebajó las pena a 2 años y 4 meses y al pago de una multa de 70.000 euros, pero no la inocencia, lo que dio lugar a la presentación de un recurso al Tribunal Constitucional, que fue desestimado.

El recurso a Estrasburgo pide que que se reconozca que la condena de estos sindicalistas es injusta porque, como ha quedado demostrado en el juicio, la Fiscalía no ha investigado ni presentado ningún testigo que confirmase y/o ratificase la denuncia interpuesta por el afectado; y el juez no ha tenido en cuenta la declaración de los testigos aportados por la defensa y solo ha dado verosimilitud a la versión del denunciante y la Fiscalía.

Se trata además de una sentencia desproporcionada, pues la condena de cárcel para cada uno de los imputados es una decisión que rebasa con creces las penas que la fiscalía reclama para los responsables de delitos mucho más graves.

Álvarez adelantó que una de las cosas que UGT va a pedir de forma inmediata a los partidos con representación parlamentaria es la derogación del artículo 315.3 del código penal y la ley mordaza, en los que se basan esta sentencia y los procesos emprendidos contra más de 300 sindicalistas en toda España -89 de ellos de UGT- por defender el derecho de huelga.

A este respecto también puso el acento en el papel de la Fiscalía, que, teniendo en cuenta que el 315.3 es un artículo preconstitucional que no se había aplicado nunca, debe haber recibido alguna instrucción para que todos los fiscales de España de repente se hayan puesto de acuerdo para ponerlo en marcha.

El secretario general de UGT aprovechó además para hacer una encendida defensa de los piquetes, que “son fundamentales para ejercer el derecho de huelga” y señaló gráficamente que “tal y como nunca se ha hecho una tortilla sin romper un huevo, nunca se ha hecho una huelga sin piquetes que la garanticen y la protejan”. Por eso, recalcó, “los integrantes de los piquetes son defensores de la libertad”.

En relación al recurso ante el Tribunal de Estrasburgo, Álvarez manifestó que “confiamos más en la justica europea que en la de nuestro país, sus tribunales son más sensibles a los derechos civiles”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

16 + trece =