En la actual crisis de refugiados, ACNUR está siendo un agente clave en la atención a estas personas y en la denuncia de la situación

Reunido el jurado de la edición 2016 de los Premios Primero de Mayo de la Unión General de Trabajadores de Asturias, ha decidido por unanimidad conceder la Insignia de Oro del sindicato a ACNUR y el Comité español de ACNUR por su trabajo en la atención de las personas refugiadas y desplazadas más vulnerables, así como el fomento de la concienciación y el apoyo social a los programas de ayuda humanitaria en esta materia.

ACNUR trata de garantizar que todas las personas puedan ejercer su derecho a solicitar asilo y encontrar refugio seguro en otro Estado, así como de encontrar soluciones duraderas para ellos. En este sentido la Agencia de la ONU para los Refugiados trata de que puedan de regresar a sus hogares de forma voluntaria, integrarse en el país de acogida o ser reasentados en un tercer país.

Durante sus casi sesenta años de historia, la Agencia ha ayudado a más de 60 millones de personas a rehacer sus vidas. En la actualidad, con una plantilla de aproximadamente 6.650 personas en más de 118 países ACNUR sigue ayudando a 34,4 millones de personas.

Por su parte, el Comité español de ACNUR es una organización no gubernamental, creada en 1993, declarada de Utilidad Pública, y que cuenta con más de 323.000 socios y donantes, sin cuya aportación mucho del trabajo que realiza ACNUR no sería posible.

En la actual crisis de refugiados, ACNUR está siendo un agente clave en la atención a estas personas y en la denuncia de la situación, exigiendo más compromiso a los gobiernos europeos. En este sentido, ACNUR ha recordado España tiene todas las condiciones necesarias para aumentar sus cifras” de acogida y convertirse en un país “líder” entre los Estados del sur en este ámbito.

La representante de este organismo en nuestro país ha asegurado que España puede y debe asumir una mayor responsabilidad y compromiso en materia de protección y es hora de dar un paso decisivo adelante y participar en un reparto más sostenible.

En cuanto a las Insignias de plata de este año, son las siguientes:

Insignia de Plata a la Sección Sindical: UGT en Alimerka

La UGT ha tenido una fuerte presencia sindical en Alimerka desde sus inicios, con un alto nivel de afiliación y representación (UGT ha ganado ganando siempre las elecciones sindicales en esta empresa). En las últimas elecciones, en junio de 2015, se eligieron 29 miembros del comité de los que UGT obtuvo 18, mejorando en 3 sus resultados anteriores.

El jurado puso de relieve además el talante negociador de la sección sindical y las acciones de denuncia y movilización cuando éstas son precisas. La sección sindical de UGT en Alimerka ha participado activamente en la negociación del convenio colectivo de Minoristas 2015-17, que contempla una subida salarial del 3,4% y mantiene las condiciones sociales y laborales.

Alimerka da empleo a 4.800 trabajadores en Asturias de los 6.000 que tiene en total. Atendiendo a esta cifra está considerada la mayor empresa de la comunidad autónoma en cuanto a número de trabajadores.

Insignia de Plata al Trabajo Sindical de Base: José Ramón Martínez  Soto “Moncho”

José Ramón Martínez Soto, Moncho, tiene en su haber una dilatada trayectoria laboral. Comenzó a trabajar en la pastelería Santa Cristina de Oviedo con catorce años para después formar parte de la plantilla de la Ebanistería Casa del Rio, tiempo en el que combinó trabajo y estudios. Tras el servicio militar trabajó poco más de dos años en los Astilleros de Armón de Navia. Fue en ese periodo cuando tomó conciencia sindical y decidió afiliarse a la UGT.

Después llegaría el paro hasta que en el curso 79/80 comenzó su labor docente como profesor interino. En 1983 obtuvo plaza definitiva en el Instituto de Formación Profesional Ramón Losada y en un posterior concurso de traslados logra destino en el IES Elisa y Luis Villamil de Vegadeo, centro del que fue director y referente sindical hasta su jubilación en 2015.

Insignia de Plata a la Militancia y Dedicación: Cecilio Ulises Concejo Hevia

Ulises formó parte de la C. de metalúrgicos de la fábrica de Mieres. Se afilió a la USO y pasó más tarde a la UGT, en línea con la visión de José María Zufiaur y el colectivo que se fusionó en el congreso de noviembre de 1977, una integración precedida de grandes debates e incluso duros enfrentamientos, pero que sin duda contribuyó a hacer de la UGT de Asturias primera fuerza sindical de Asturias. Estaban en aquel grupo gente como Severino Arias, Bayón, Pello, Manolo Blanco, Roberto Iglesias, “Manolin Base” y otros

Ulises fue presidente del comité de empresa de Ensidesa-Gijón durante más de 25 años, con el reconocimiento y valoración de todas las fuerzas sindicales. Pertenecía al colegio de técnicos y estaba adscrito al taller central. Supo elevar el tono de la representación sindical en el seno de la empresa, despertó vocaciones sindicales y se distinguió por el rigor, el poder de convicción, su inteligencia y su capacidad negociadora.

El jurado de los premios en esta ocasión estuvo compuesto por Rita Camblor, Nuria Gago, Ana Blanco, Rafael Astorga, Manuel Díaz Cancio, Daniel Rodríguez y Justo Rodríguez Braga.

Los premios Primero de Mayo tienen por objeto la distinción a personas, entidades, asociaciones, organizaciones, empresas o cualquier otro colectivo de personas, con un trabajo destacado, en el ámbito sindical o en cualquier otro, en pro de una sociedad más solidaria, justa, libre e igualitaria. El acto de entrega de los Premios Primero de Mayo de UGT Asturias, tendrá lugar en el Salón de Actos de UGT Asturias, el próximo día 29 de abril.

No hay comentarios

Dejar respuesta

18 − seis =