Bajo el lema “Ahora sí toca”, este jueves, 11 de febrero, tendrá lugar una jornada de movilización a escala nacional, con más de cincuenta concentraciones, a mediodía, de delegados y delegadas de UGT y CCOO ante las sedes de las Delegaciones de Gobierno. En Asturias se llevará a cabo en la Plaza de España, en Oviedo, donde participarán entre 80 y 100 personas, siguiendo las medidas de seguridad que imponen las normas dictadas por Sanidad por la pandemia.

Los objetivos de esta acción son exigir al Gobierno que cumpla con los compromisos electorales con las organizaciones sindicales y ponga en marcha una agenda de reformas sociales para garantizar una reconstrucción del país socialmente justa que no deje a nadie atrás.

Los tres pilares básicos de reivindicación son los siguientes:

  • Subir el SMI, para recuperar la senda de situar el salario mínimo al final de la legislatura en el 60% de la media salarial, como señala la Carta Social Europea.
  • Derogar las reformas laborales para tener empleos y salarios dignos, de calidad y con derechos.
  • Derogar la reforma de pensiones de 2013 para que, partiendo de la de 2011, negociar para mejorar los ingresos del sistema, derivando a los PGE los gastos impropios que aún hoy asume la Seguridad Social, y desarrollando los acuerdos consensuados en el marco del Pacto de Toledo.

En la rueda de prensa que ofrecieron los secretarios generales de UGT y CCOO en Asturias, Javier Fernández Lanero destacó la necesidad de movilización, dado que “las mesas de negociación de Madrid no avanzan» y destacó que «está gobernando la izquierda», lo que significa que, si es preciso, el Gobierno deberá plasmar los acuerdos en decretos, incluso sin el visto bueno de los empresarios. «Queremos que nos escuchen, que el Gobierno cumpla con su programa electoral», insistió.

No hay comentarios

Dejar respuesta

12 + diecisiete =