Nerea Monroy durante la rueda de prensa

El Principado de Asturias desarrollará una nueva campaña de prevención de accidentes laborales con el lema “Te queremos de vuelta”, que se difundirá en vallas y medios de comunicación. La campaña está dentro del plan de choque acordado por gobierno, sindicatos y empresariado y busca concienciar para que no se produzcan más muertes en el trabajo ante el alarmante repunte de accidentes laborales. Entre enero y agosto de este año se han producido 14 accidentes laborales mortales en Asturias, y ello pese al periodo de confinamiento. Son 6 fallecidos más que en el mismo periodo de 2019.

La campaña se ha presentado en una rueda de prensa online en la que han participado consejero de Industria, Enrique Fernández, la directora del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales, Mirian Hernández, la vicesecretaria general de UGT Asturias, Nerea Monroy, el responsable de Acción Sindical de CCOO, Gerardo Luis Argüelles, la responsable de Prevención de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Leticia Bilbao, y la jefa de Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Asturias, Adelia García.

Fotograma de la nueva campaña.

El consejero, Enrique Fernández, señaló que las cifras actuales de siniestralidad laboral “son inasumibles» e insistió en la necesidad de reforzar la vigilancia y el control.

En representación de UGT intervino en la rueda de prensa Nerea Monroy, que llamó la atención sobre el repunte de accidentes pese a la situación de crisis sanitaria mundial, tanto en el conjunto del país (471 personas fallecidas, 34 más que en el mismo periodo de 2019) como en Asturias. “Son datos preocupantes que confirman que algo no funciona”, señaló Monroy.

La vicesecretaria general puso de relieve la necesidad de recuperar la cultura preventiva. “La seguridad y salud siguen siendo cuestiones de segundo orden para muchas empresas”, dijo. Así, instó a “extremar la vigilancia en el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales” y reclamó el refuerzo de los medios humanos para la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

Remarcó también que “ante el segundo impacto de la pandemia se garantice la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales”.

Según Monroy, “la siniestralidad laboral se ha convertido en un problema de dimensión social, por ello, debemos implicar a toda la sociedad, desde los Gobiernos, Administraciones públicas, empresas, trabajadores y trabajadoras para que esta lacra social se acabe. Hay que recordar que la prevención no es un gasto sino una inversión que nos beneficia a todos y a todas”.

Finalmente, la vicesecretaria general, aprovechó su intervención para poner en valor a los delegados y delegadas territoriales de prevención, “una figura pionera en Asturias, que hace una función vital para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras”, así como la labor desarrollada por los delegados/as y los comités de seguridad y salud en las empresas con representación sindical, “ya que en estos meses su labor sindical ha sido fundamental y más necesaria que nunca para que los trabajadores y trabajadoras desarrollasen su trabajo en plenas condiciones de seguridad y salud”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

diez + doce =