Concentración por el Accidente laboral mortal de un trabajador del plan de empleo del Ayto. de Noreña.

0
542

Nos concentramos en Oviedo porque el trabajo no puede seguir costando la vida de trabajadores y trabajadoras, no habrá recuperación económica ni vuelta a la normalidad mientras se sigan produciendo muertes en los centros de trabajo, hay que acabar con esta lacra.

UGT Asturias quiere trasladar su más sincero pésame y cariño a la familia, compañeros y compañeras, del trabajador fallecido, así como ponernos a disposición de sus familias para lo que consideren oportuno.

En Asturias se repite que muchas empresas sigue sin realizarse la evaluación de riesgos a la que están obligados por ley. Esto ocurrió en 189.546 accidentes laborales con baja en jornada laboral (el 36%), de los que 188 fueron mortales (31%). 

Desde UGT Asturias denunciamos una vez más al aumento de la siniestralidad laboral, pues muchas empresas siguen incumpliendo la ley de prevención de riesgos laborales y que la siniestralidad laboral sigue siendo una cuestión de segundo orden. Y eso a pesar de que en 2021 murieron 2 personas cada día y se produjeron 3.058 accidentes de trabajo diarios, 1.647 de ellos con baja. Una tendencia que va a peor, y es que hasta mayo de 2022 han fallecido ya por accidentes de trabajo 336 personas, 57 más que en el mismo periodo del año anterior.

Proteger a los trabajadores y trabajadoras en el entorno laboral es un compromiso de todos, de las administraciones, de las empresas y de las organizaciones sindicales, por ello, desde UGT Asturias instamos al Gobierno de España a poner en marcha un plan de choque que acabe con la siniestralidad laboral de este país pero desde el consenso, el acuerdo, tomando en cuenta las propuestas de UGT para reforzar la protección en materia de seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras, dotando de más recursos económicos y humanos a la Inspección de Trabajo y creando un Juzgado especifico en materia de siniestralidad laboral, porque las muertes no pueden quedar impunes así como una actualización de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para adaptarla a las nuevas formas de trabajar.

Extremar la vigilancia para que se cumpla la ley

Asimismo, reforzar la Inspección de Trabajo, dotándola de mayores recursos materiales y humanos y la creación, a nivel estatal, de una figura similar a la del Delegado o Delegada Territorial de prevención, para mejorar la Prevención de Riesgos Laborales en las pequeñas y muy pequeñas empresas, que no tienen representación sindical, porque “los centros de trabajo sindicalizados son centros de trabajo más seguros”. Y es que en 2021 donde más accidentes de trabajo con baja, en jornada, se han producido es en los centros de trabajo con menos de 9 trabajadores (89.906 accidentes, 156 de ellos mortales).

Los datos de siniestralidad de 2022 se asemejan a un parte de guerra

Los preocupantes datos de accidentes des trabajo hasta mayo de 2022, que se asemejan a un parte de guerra, pues empeoran en todos los aspectos. Exigimos a los poderes públicos que acabar con la siniestralidad laboral sea un objetivo de primer orden social y político. Es el momento de pasar de escuchar a empezar a actuar.

No hay comentarios

Dejar respuesta

trece − 13 =