Los sindicatos denuncian que la Unión Europea, lejos de ser un ejemplo de solidaridad y actuar conforme a los valores y principios que fueron el cimiento del proyecto europeo, sigue impulsando medidas que han fracasado en el pasado y han provocado miles de muertos, más de 25.000 personas han perdido la vida en los últimos 15 años en el mar Mediterráneo tratando de escapar de la guerra.

El ilegal y vergonzoso acuerdo firmado con Turquía, unido a las decisiones adoptadas unilateralmente por los Estados miembros que dificultan o impiden la entrada en su territorio de solicitantes de asilo, no aporta una solución y provocará la apertura de otras rutas más peligrosas y costosas para las personas refugiadas, como la del Mediterráneo Central la más mortal del mundo.

Europa tiene obligaciones, que son dar pasaje seguro, protección, refugio y asilo a las personas que huyen del horror de la guerra y eso no puede esperar; toca, hoy, aquí y ahora.

No hay comentarios

Dejar respuesta

11 − siete =