La vicesecretaria general de UGT Asturias, Nerea Monroy,puso en valor el diálogo social y la voluntad política para superar situaciones difíciles, como la actual. Lo hizo durante su intervención en la presentación del Programa de Emprendimiento 2021-2023 del Principado de Asturias, que supondrá la movilización de 30 millones de euros en tres años  para generar actividad económica y empleo, favorecer la cultura emprendedora, ampliar el tejido empresarial y contribuir al crecimiento y consolidación de las pymes.

Monroy empezó poniendo en valor que la presentacion se desarrollase en la Ciudad Tecnológica de Valnalón, «referente regional, nacional e internacional» y recordó que el objetivo de este centro, desde su creacion en el 1987 fue cambiar la mentalidad de la sociedad, y 34 años despues aún sigue muy presente. Valnalón pertenece a CREA, la red de centros de referencia de emprendimiento de Asturias y  comparte nombre con la Concertación para la recuperación de Asturias, acuerdo en materia de dialogo social tras el primero del año 1988, que marcó el inicio del consenso entre Gobierno, agentes sociales y economicos y que a dia de hoy continúa y se hace mas necesaria que nunca. «Un diálogo  basado en la lealtad institucional, que se demuestra en cada mesa de negociación y que UGT seguirá llevando a cabo. Porque creemos en ello y porque las mayores crisis de este país se han superado con grandes acuerdos», señaló Monroy.

Además, incidió en la naturaleza actual de la crisis. «Vivimos una crisis sanitaria que ha puesto de manifiesto la gran solidaridad de la sociedad, pero también ha destapado profundos desequilibrios que pueden lastrar el futuro, por ello con voluntad política y diálogo social se deben establecer medidas como las que contiene el Programa de emprendimiento con horizonte 2023», dijo, y calificó este programa como «ambicioso, para afrontar los retos de la transformación del tejido industrial, la transición ecológica, la digitalización, el empoderamiento de las mujeres o la recuperación del mundo rural».

«El emprendimiento tiene que ser la base para mejorar la empleabilidad de la población joven y que puedan emprender bajo una cultura de solucionar el futuro. Una población que tiene que jugar un papel importante, ya que es la mas formada, la más cualificada y la más innovadora», señaló la vicesecretaria general.

En su opinión, el programa deberá priorizar en el ámbito educativo, acercando la cultura emprendedora a colegios, institutos y universidad, y será  la clave para que esta poblacion se convierta en la más emprendedora.

Pero emprender, advirtió, también debe ayudar a solventar situaciones de marginación como las que sufren las mujeres en el mercado laboral y especialmente en el medio rural, promover proyectos en este ámbito es apostar por la igualdad entre mujeres y hombres, por el desarrollo de los pueblos y luchar contra el despoblamiento.

«Si no hay una población emprendedora y no existe compromiso social, dificilmente superaremos los retos», finalizó Monroy.

No hay comentarios

Dejar respuesta

diecinueve − 9 =