Una nueva concertación, haciendo hincapié en el contenido social. Eso es lo que espera la Unión General de Trabajadores del nuevo gobierno asturiano que se constituya bajo la presidencia de Adrián Barbón. Así lo manifestó la vicesecretaria general del sindicato, Nerea Monroy, en declaraciones a los medios de comunicación, previas a una reunión con los diversos organismos del sindicato para evaluar los resultados del actual acuerdo de concertación regional, con vigencia hasta el 31 de diciembre.

Monroy hizo una valoración positiva del mismo, a pesar de lo que calificó como vaivenes: la prórroga presupuestaria, el crédito extraordinario o las sucesivas convocatorias electorales. También puso de relieve la Alianza impulsada en materia de infraestructuras y, especialmente medidas de tipo social emanadas de la concertación, como el salario social básico, la reducción de las listas de espera, el impulso a la educación 0 a 3 años y la incorporación de perceptores del salario básico en planes locales de empleo. «Todo esto se puso encima de la mesa y valió para paliar la crisis» señaló.

UGT considera que la concertación es un aspecto vital y espera que el próximo acuerdo incluya políticas de empleo para los sectores más desfavorecidos, como mayores de 52 años o víctimas de violencia de género. También, tal y como manifestó la  vicesecretaria general del sindicato, el acuerdo deberá prestar especial atención a los problemas industriales de Asturias,  «con una apuesta clara en materia energética» que, en este caso, también es nacional de cara a la aprobación del Estatuto de la industria electrointensiva.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × 1 =