Habrá conflicto con movilizaciones y paros masivos si no hay avances antes de junio. Así de contundentes se mostraron este mañana Javier Fernández Lanero (UGT) y José Manuel Zapico (CCOO), que comparecieron en rueda de prensa para informar sobre la concentración por la negociación colectiva que han convocado para el 21 de mayo, a las 12:00, en Oviedo ante la sede de la Federación Asturiana de Empresarios.

Así, el secretario general de UGT Asturias señaló que lo que exigen las organizaciones sindicales es que los convenios recuperen derechos y se repartan los beneficios, circunstancia que no se está produciendo en la actualidad porque el empresariado parece no haber entendido que ya no estamos en una situación de profunda crisis como la vivida entre 2008 y 2013.

Fernández Lanero añadió que si no se desbloquean antes de junio los convenios en negociación, se plantearán conflictos importantes que se traducirán en movilizaciones y paros.

En este momento está en negociación el convenio del Metal, que es referente por la cantidad de trabajadores a que afecta (25.000 directos) y porque marca la pauta del resto de convenios al ser Asturias una comunidad con gran componente industrial. A día de hoy lo que está planteando la Patronal no es admisible, porque significa simplemente perder dinero sobre el convenio actual.

El convenio de Construcción tampoco avanza, al igual que sucede con el de Limpieza. Mientras, el sector de Hostelería lleva sin convenio cinco años. También están en negociación los convenios de Comercio y Minoristas y Mayoristas de Alimentación. Ello quiere decir que una gran parte de los trabajadores y trabajadoras asturianos están pendientes en este momento de la negociación colectiva.

El secretario general repasó también las cuestiones que se consideran básicas para la negociación:

  • Es necesario recuperar el poder adquisitivo perdido durante los años de la crisis. Queremos una subida salarial en torno al 3% y no tenemos miedo alguno a que una pequeña parte de la misma sea variable.
  • Es preciso mantener la cláusula de revisión salarial conforme al IPC.
  • Los salarios más bajos tienen que crecer en mayor medida, porque son los que más se han devaluado durante la pasada crisis. En ningún convenio debe haber salarios inferiores a 1.000 euros al mes.
  • Nos negamos a que sean las mutuas quienes se encarguen de gestionar las altas y bajas por enfermedad común, porque ello, entre otras cosas, cuestiona la profesionalidad del personal sanitario del sistema público y devalúa los servicios públicos de salud al poner en manos de entidades privadas una competencia que no les pertenece.
  • Es absolutamente imprescindible volver a situar el convenio regional sectorial como referente, sin que los convenios de empresa se puedan situar por encima de ellos como ocurre a raíz de la nefasta reforma laboral, cuya derogación continuamos exigiendo.

El secretario general de CCOO, José Manuel Zapico, recordó que las organizaciones sindicales llevan tiempo advirtiendo de que si la situación no se corregía, se llegaría a un proceso de movilizaciones “creciente y contundente” ante la actitud cicatera y avariciosa de la patronal. Añadió que también en los convenios sectoriales “el conflicto está servido” y que en estos momentos hay cien mil trabajadores en Asturias afectados por los convenios en proceso de negociación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciocho − 11 =