Cristina Antoñanzas se dirige a la asamblea.

Asamblea en Oviedo hoy con Cristina Antoñanzas y Javier Fernández Lanero para conocer el estado de las negociaciones del Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva, cuyo cierre parece próximo. La vicesecretaria general de UGT señaló que se trata de una negociación “que es muy importante, pues la negociación colectiva es la forma fundamental de repartir de la riqueza”. “Ha llegado la hora de recuperar salarios y derechos y eso es lo que estamos manteniendo en la mesa de negociación”, añadió.

Antoñanzas también explicó que las dos propuestas más importantes en materia salarial son una subida en torno al dos por ciento más un uno por ciento variable y un salario mínimo de convenio de mil euros brutos al mes, que se establecería en el plazo de vigencia del acuerdo, que serían tres años (2018-2020). Considera además que esto “es fundamental, porque en España hay más de seis millones de trabajadores y trabajadoras que cobran por debajo de mil euros, y es preciso que suban los salarios más precarios, que además son los que afectan a los jóvenes y a las mujeres”.

En cuanto a la posibilidad de firma, la vicesecretaria informó que el compromiso de UGT es someter a consulta a delegados y delegadas y afiliadas y afiliados para que ratifiquen el acuerdo. También señaló que la dirección del sindicato lo considera esencial porque “cambiaría el paso de los últimos años, subiendo salarios y recuperando derechos y volviendo a establecer una negociación clara y real y un avance de las relaciones laborales que no ha habido”. Se refirió también al papel del Gobierno “porque hay ciertas cuestiones que tienen que ser cambios legislativos, como la ultraactividad de los convenios o la prevalencia del convenio de empresa frente al del sector”.

En declaraciones a los medios de comunicación, la vicesecretaria general de UGT comentó el caso de “La Manada”, sobre el que afirmó que es incomprensible la puesta en libertad y que los argumentos que dan los jueces para tomar esta decisión son muy endebles y hacen flaco favor a las mujeres. Anunció además que UGT apoya y estará presente en las manifestaciones que tendrán lugar porque “es una decisión injusta”. En su opinión, “los jueces tienen que dar un cambio hacia la perspectiva de género, como tiene que hacerlo también toda la sociedad, incluido el sindicato”.

Por su parte, el secretario general, Javier Fernández Lanero destacó, en referencia a la situación de la negociación colectiva en Asturias que el AENC no deja de ser un acuerdo marco, una guía, y que por si solo no sube los salarios, sino que esto se da luego en los convenios sectoriales y regionales. Así, recordó que en Asturias “tenemos sin firmar los convenios del Metal, la Construcción, Hostelería y Minoristas de alimentación, entre otros. Por tanto “se trata de llegar a un acuerdo con los empresarios por arriba pero luego lo importante es que las empresas entiendan y asuman la postura a nivel regional”. Añadió que espera “que la firma del acuerdo nacional sirva de revulsivo para que todos los demás convenios que tenemos en Asturias empiecen a desbloquearse”.

Sobre el tema de “La Manada” el secretario general de UGT Asturias coincidió con Cristina Antoñanzas en sus apreciaciones y señaló que espera que la sentencia se anule en los órganos superiores”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

nueve − 4 =