Javier Fernández Lanero y Luis Blanco, durante la rueda de prensa que ofrecieron en Oviedo.

La Unión General de Trabajadores de Asturias, en voz de su secretario general, Javier Fernández Lanero, hizo esta mañana un llamamiento a los partidos para que “no dejen tirados nuevamente a los ciudadanos” y eviten politizar el proyecto de área metropolitana central de Asturias de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Fernández Lanero insistió en la necesidad del área metropolitana, “que es un servicio integral de gestión para la ciudadanía” y servirá “para avanzar, mejorar y situar a Asturias en el siglo XXI y en la órbita europea”. Supondrá, explicó, “más recursos económicos y nos convertirá en la cuarta economía del país”. Además, descartó cualquier interferencia del área metropolitana con las competencias, porque no será “ni una diputación ni un órgano político, sino que servirá para mejorar la calidad de los servicios a la ciudadanía y gobierne quien gobierne será una realidad”. Por ello insistió en que no se rompa, por intereses políticos ajenos a los de la sociedad asturiana, el consenso con que se ha venido tratando el proyecto hasta ahora.

También se refirió el secretario general a otro de los grandes asuntos en la configuración geográfica y estructural de Asturias, el Corredor Ferroviario Atlántico, y quiso dejar patente el total apoyo de la UGT asturiana a la plataforma política y social creada al respecto al tiempo que pidió todo el apoyo de todas las instituciones para que el corredor, que ya está aprobado, sea ratificado definitivamente. Esta línea comercial y de comunicación entre el noroeste de España y Europa va a suponer, en palabras de Fernández Lanero “crecimiento económico, riqueza y empleo y tiene a servir para combatir algunas de las grandes debilidades de Asturias, como la despoblación,  contribuyendo a fijar población y atraer instalaciones“. Añadió también que tiene todo el sentido que nuestra comunidad autónoma esté en el Corredor Atlántico, dado que en Asturias se mueve el 20% de los 20 millones de toneladas anuales de mercancías que se transportan en España (bobinas de acero, carril, alambrón, aluminio, cereales, sosa, madera, carbón…).

El secretario general señaló además que espera que el Corredor Ferroviario Atlántico “sirva para modernizar todo el sistema de infraestructuras ferroviarias que tenemos en Asturias”, lo que incluye la adaptación a la normativa europea para que puedan circular trenes de hasta 650 metros de longitud, cambios en los porcentajes de las rampas, corrección de trazados, habilitación de apartaderos, revisión de estructuras de paso, instalación de dobles vías en todos los tránsitos, cambio en las electrificaciones y traviesas que puedan ser  de ancho estándar entre otras actuaciones.

Por su parte, Luis Blanco Junquera, responsable del sector de Transportes de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Asturias (FeSMC) insistió en lo que el sindicato viene repitiendo desde hace muchos años: que no había la inversión suficiente para mantener las infraestructuras y que ello, en un momento determinado iba a causar estragos, tal y como ha sucedido. “Un par de días de lluvia intensa, que aquí es lo normal, ha provocado dos cortes espectaculares en dos líneas” señaló Blanco, en referencia a los daños en Cabañaquinta y Arobes, de los que se vieron fotos “que parecían de un ferrocarril de la India”.

El responsable sectorial de Transportes de Ugt Asturias destacó la gravedad del corte en Arobes, que interrumpe toda la conexión por ferrocarril en el Cantábrico y entorpece, no solo el tráfico de viajeros, que tienen que realizar el trayecto en autobús entre Llanes y Ribadesella, sino también el de mercancías. “Arcelor tiene que desplazar por carretera todo el tráfico de bobinas de acero que se desplazan de Trasona a Echévarri (700 toneladas diarias), lo que puede poner en entredicho el trabajo de la factoría de Echévarri” afirmó Blanco, que  también recordó que está afectado el paso de 400 toneladas diarias de aluminio que vienen de la factoría de San Criprián, en Lugo. “Por lo tanto, este problema está afectando a dos sectores fundamentales en la economía asturiana y de la economía cantábrica y para Alcoa es un palo más en la rueda”, afirmó.

Así, recalcó que el problema “no surge por casualidad, sino porque no se ha hecho el mantenimiento preventivo adecuado. Si el río pasa paralelo a la vida hay que poner una salvaguarda en el punto crítico, y esto no se ha hecho. Y volverá a suceder”.  De ahí que lo que el sindicato pide una vez más a la Administración Central que es la dueña de las infraestructuras (Adif y por tanto Ministerio de Fomento) es que dote a Asturias de unas infraestructuras adecuadas al tiempo que vivimos.

Porque, insistió Blanco, “si a esto unimos el cierre en a línea Gijón-Laviana por obras en el túnel de Carbayín, preguntareis si aún hay gente que va en el tren. Pues sí, pero muchos menos de los que iban: en 2002 iban 5 millones de personas y hoy menos de 2. Y ello, por un servicio deficiente que hace caer el número de viajeros en picado, porque no hay inversión, ni en la infraestructura ni en material motor, concluyó Blanco.

No hay comentarios

Dejar respuesta

13 + 11 =