La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (FICA UGT) ha convocado una gran concentración este miércoles 10 de enero en Madrid (12:00 ante la sede del Ministerio de Energía) como muestra de rechazo al anuncio de cierres de centrales térmicas. Ha convocado a la movilización a trabajadores y trabajadoras y ciudadanía en general, y especialmente a los pertenecientes a las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León y Aragón, que son las más afectadas por el cierre de estas térmicas. Entre los numerosos compañeros y compañeras que tienen previsto acudir a esta protesta, irá una representación de la comisión ejecutiva de UGT Asturias.

La Federación ha explicado en un comunicado que valora muy negativamente la pretensión de Iberdrola, Endesa, Hidrocantábrico y Viesgo de cerrar las centrales de Lada en Asturias, Anllares, Velilla y Compostilla en Castilla y León, y Andorra en Aragón. Esto, para FICA, significa dar “un paso más en su estrategia, perfectamente diseñada por los responsables de las grandes eléctricas, de intentar provocar una situación tal que aboque al cierre de las centrales térmicas en nuestro país. Mientras siguen con su plan de ir cerrando centros de trabajo no se habla de los grandes beneficios que obtienen, que desde luego siguen sin invertir en las centrales que, desgraciadamente, cada día son más obsoletas”.

Así, UGT FICA reitera que es necesario un Pacto de Estado sobre Energía, en el que tengan participación todos los agentes implicados, para definir un mix energético de país para los próximos años en el que, en opinión de la federación, “deben tener presencia todas las fuentes de generación, incluida la térmica de carbón, y con carbón nacional”. Así, UGT FICA apuesta por que las centrales de carbón sigan funcionando hasta el año 2050, fecha límite de la Unión Europea para el cierre de este tipo de centrales y exige que se queme carbón autóctono para garantizar el futuro de las comarcas mineras.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dos × tres =