Ante las detenciones realizadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de Instrucción la Guardia Civil el 17 de enero de seis personas vinculadas UGT, paralelas al registro autorizado en la sede de la Unión General de Trabajadores de Asturias autorizadas por el Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo, así como la detención y posterior puesta en libertad sin medidas cautelares, la Comisión Ejecutiva Regional de UGT Asturias manifiesta:

1.- La causa en la que se producen estas actuaciones judiciales no es ni nueva ni tan siquiera reciente, acumula un año de diligencias de la fiscalía más trece meses de diligencias ya judiciales (más de dos años) en las que han sido llamadas a declarar algunas personas vinculadas al Sindicato, que se presentaron sin problema alguno y sobre las que la jueza no adoptó medida cautelar alguna.

2.- La causa está, por tanto, en proceso de clarificación. A lo largo de estos meses se ha producido un cambio de la jueza instructora, por lo que se suspendieron unas declaraciones que estaban pendientes hasta que la nueva titular se impusiera en la causa. Realizado el relevo, la Guardia Civil presentó un nuevo (el quinto) atestado -que la jueza acordó pasar al Fiscal para informe- y la solicitud de un registro de la sede de UGT Asturias que la jueza autorizó. Sin embargo, el registro se acuerda declarando el secreto de las actuaciones, es decir, de esa actuación concreta, que no obstante la Guardia Civil realiza con numerosa presencia y conocimiento de medios de comunicación (algunos llegaron al lugar incluso antes que la propia Guardia Civil), lo que apunta a una presunta filtración, aviso o incluso convocatoria a los citados medios, vulnerándose el secreto de las actuaciones.

3.- Además, es la propia UCO de la Guardia Civil la que decide efectuar las seis detenciones, sin que constara iniciativa al respecto de la jueza instructora ni del fiscal, dando lugar a que los detenidos hayan sido inmediatamente puestos en libertad dejando sin efecto las detenciones al ser llevados a presencia judicial, sin declarar, sin que se les atribuya por la jueza cargo alguno. Por todo ello, entendemos que estas detenciones han sido desproporcionadas, excesivas, al margen de la instrucción judicial, con posible vulneración del derecho a la libertad.

4.- UGT Asturias no tiene ningún miedo a ningún procedimiento judicial; más bien al contrario, lamentamos que las causas judiciales abiertas que afectan a la Organización estén viéndose afectadas por la precariedad y falta de medios en la que trabaja la Administración de Justicia y sus trabajadores, que dilata los procedimientos durante años provocando con ello graves daños en la reputación de las personas y las organizaciones. UGT Asturias es la primera interesada en que este procedimiento se realice con celeridad y que evite mantener en entredicho su nombre.

5.- Lo que sí está claro a esta hora, es que las actuaciones realizadas por la Guardia Civil con la detención de las personas vinculadas al Sindicato nos han “condenado” socialmente, precisamente cuando hace menos de un mes que UGT, conjuntamente con CCOO, ha iniciado un proceso de movilizaciones en todo el Estado para denunciar la falta de compromiso del Gobierno en acometer un auténtico proceso de diálogo social para dar respuesta a los gravísimos problemas que padece la mayoría de la población y que no se pueden ocultar tras ningún tipo de triunfalismo.

6.- Para UGT Asturias no tiene sentido detener a unas personas para que declaren cuando hubiese sido mucho más fácil y lógico emitir una diligencia judicial llamándoles a declarar. Porque esos compañeros han demostrado que no tienen ninguna intención de fugarse ni destruir ninguna prueba, dado que la investigación dura más de dos años. No tiene además ningún sentido todo este procedimiento, porque no hay ninguna causa o presunto delito nuevo. Este tipo de actuaciones sólo tienen justificación ante la posibilidad de un delito flagrante. Por tanto, no se entiende esta acción desmesurada, que tira por los suelos todo el esfuerzo y todo el trabajo que hacen nuestros trabajadores y nuestros cuadros sindicales, menoscabándose ante la sociedad nuestra credibilidad mediante un juicio social a través de los medios de comunicación. Además, su actuación impidió el normal desarrollo del trabajo del sindicato y, por tanto, de la ejecución de su mandato constitucional, a la vez que generó alarma social innecesariamente. Además, cientos de personas acuden diariamente a la sede de UGT Asturias a realizar consultas laborales y a buen seguro que ayer no pudieron hacerlo.

7.- UGT Asturias comprende y asume los inconvenientes de la investigación judicial pero quiere recordar que la misma ha de circunscribirse a los hechos investigados y no debe afectar a la labor sindical y a su estrategia, e incluso a datos especialmente protegidos, dado que entre los elementos requisados se encuentran datos no solo referentes a los hechos investigados.

8.- A pesar de estas situaciones y los impedimentos que generan, UGT seguirá ejerciendo su mandato constitucional, defendiendo y promoviendo los derechos e intereses de los trabajadores y trabajadoras de este país, denunciando la precariedad laboral, la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones y los salarios, el deterioro de los servicios públicos, la falta de recursos para la sanidad, la educación, la dependencia, los servicios sociales o la propia Administración de Justicia. Vamos a mantener, con reivindicaciones y movilizaciones, nuestra exigencia de que los Presupuestos Generales del Estado para 2017 supongan un cambio de políticas y sitúen a los ciudadanos en el centro de sus prioridades. Lo haremos respondiendo a nuestras convicciones, a nuestra responsabilidad de representar los intereses de los trabajadores, sin dejarnos condicionar por ninguna condena social mediática ni por ninguna actuación policial desproporcionada.

Comunicado en PDF

No hay comentarios

Dejar respuesta

trece − diez =