Ayer, en la concentración por la muerte del trabajador Manuel Magadán en accidente laboral, realizamos, conjuntamente con CCOO, una concentración en señal de duelo y también como gesto reivindicativo, para exigir más contundencia en las actuaciones de la Inspección de Trabajo y un cambio en el sistema de notificación de los accidentes laborales, ya que muchos de los inicialmente leves derivan en siniestros graves.

La secretaria de Salud laboral de UGT, Emma Fernández, que leyó el manifiesto conjunto, recordó la necesidad de aumentar los efectivos en la Inspección de Trabajo para reforzar las labores de vigilancia y prevención e insistió en que aunque en números absolutos la siniestralidad ha ido reduciéndose, lo cierto que si se analiza el índice de incidencia el aumento es progresivo desde 2012.

Por su parte, el secretario de Acción sindical de CCOO, Gerardo Argüelles, manifestó que necesario llevar a cabo una investigación exhaustiva de cada uno de los accidentes laborales y apuntó a la reforma laboral y a los recortes en prevención como principales causas de la alta siniestralidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

2 × cinco =