Como venimos haciendo cada vez que fallece un trabajador en accidente, UGT y CCOO de Asturias nos hemos concentrado en señal de duelo y en demanda de más medidas de prevención, por la muerte de un trabajador en el Puerto de El Musel. La concentración ha servido para trasladar a familiares y amigos nuestra pena por esta injusta muerte que nunca debiera haber tenido lugar y para insistir en que los accidentes laborales son evitables.

Por eso no nos cansaremos de llamar la atención sobre la cantidad de siniestros que se siguen produciendo, ni de repetir que para evitar estas tragedias hay que reforzar las medidas de seguridad en los centros de trabajo, habilitar más recursos para la prevención y la investigación de accidentes y exigir el cumplimiento riguroso y exhaustivo de la Ley de Prevención.

“El Tato”, vecino del barrio de Portuarios, estaba afiliado a UGT y se jubilaba en agosto (La Nueva España)

No hay comentarios

Dejar respuesta

18 − 13 =