Como cada vez que, desgraciadamente, fallece un trabajador en su puesto, UGT y CCOO de Asturias convocan una concentración de duelo y para exigir el fin de esta terrible lacra que son los accidentes laborales. En esta ocasión, la concentración se realizó para manifestar el pesar por el fallecimiento en accidente laboral de un trabajador el martes 28 de enero en Gijón, mientras cumplía su tarea de electricista en las instalaciones de estadio de El Molinón.

En la concentración se guardaron cinco minutos de silencio y se dio lectura a un manifiesto conjunto por parte de la vicesecretaria general de UGT Asturias, Nerea Monroy, que destacó las cifras de siniestralidad del pasado año: hasta el mes de noviembre de 2019 han fallecido 644 trabajadores y trabajadoras en accidentes de trabajo en España, y se han producido un total de 1.261.157 accidentes laborales.

Monroy añadió que en Asturias, en el periodo comprendido entre enero y noviembre de 2019 fueron 6 los accidentes mortales y 75 los graves. «No es aceptable que en un país como este donde además se supone que se está saliendo de una recesión económica importante se produzcan mas de 600 accidentes mortales al año es decir una media de dos accidentes mortales al día, cuando según todos los estudios, 7 de cada 10 accidentes producidos en el centro de trabajo, se podrían evitar», dijo. La vicesecretaria general añadió que «esto nos hace llegar a la amarga conclusión de que la normativa en prevención no se está cumpliendo en toda su extensión, pues de ser así, la siniestralidad laboral no alcanzaría los límites insostenibles actuales». Por ello las organizaciones sindicales exigen un incremento de las sanciones y las penas por el incumplimiento de la normativa.

No hay comentarios

Dejar respuesta

nueve − ocho =